Calentamiento global: Un crucero atravesará el Ártico casi sin hielo

Es la primera vez que un barco de pasajeros cruzará ese océano casi sin la presencia de gruesas capas de hielo debido al cambio climático que transita el mundo desde hace unos años.

El próximo mes de agosto, el Serenity será el primer crucero en atravesar la Ruta del Noroeste, la cual viaja desde Alaska hasta Nueva York. El calentamiento global ha provocado que la ruta del Ártico por el norte de Canadá pueda ya ser utilizada para la circulación de grandes buques de carga.

Durante los últimos veinte años, el Ártico ha ido perdiendo, paulatinamente, parte de su gruesa capa de hielo. Los científicos calculan que durante el verano del hemisferio norte la superficie marítima del Ártico libre de hielos es entre un 30 y 40% más grande que hace apenas un par de décadas atrás.

Por lo tanto, cada año que pasa, el Ártico tiene más y más zonas que permanecen libres para la navegación libre de hielos. Algo que ya el comercio internacional ha sabido aprovechar acortando el viaje de un carguero gigante en unos 5.000 kilómetros en la ruta entre Estados Unidos y China, por ejemplo, evitándose el cruce por el Canal de Panamá.

Que la ruta de Noroeste se abriera al turismo era cuestión de tiempo. Y este verano del hemisferio norte, el crucero de súper lujo Serenity (de Crystal Cuises), será el pionero al que le seguirán otros, sin dudas.

Para esta ruta, el buque ha pasado por pruebas y simulacros diversos: su casco ya había superado las exigencias del viaje por aguas heladas en sus rutas a la Antártida. Además, como durante el trayecto no hay puertos habilitados para el atraque de un barco tan grande, todo los desembarques de pasajeros deberán realizarse en zodiacs especiales para climas rigurosos, en lugar de las barcas tradicionales o el desembarco directo en puerto.

Además, se irá controlando minuto a minuto el estado del clima y las aguas con todos los sistemas acostumbrados a cualquier crucero de largo recorrido, sino que suma un helicóptero para observar directamente el estado de la ruta, libre de placas y icebergs.

Fuente: Diario del Viajero.