Mendoza cuenta con una nueva unidad penal de mujeres

El nuevo edificio está destinado al alojamiento de personas que ingresan por primera vez al sistema carcelario.

El Ministerio de Seguridad y el Servicio Penitenciario pusieron en funcionamiento la Unidad Penal VII “Agua de las Avispas”.

El nuevo edificio está ubicado en las inmediaciones del Complejo Penitenciario Almafuerte y aloja a mujeres que hayan ingresado por primera vez al sistema carcelario.

En esa unidad, las personas privadas de libertad no podrán permanecer más de 90 días, salvo que las autoridades sugieran, por recomendación expresa y fundamentada, un mayor tiempo de detención dentro de la unidad.

El director del Servicio Penitenciario de Mendoza, Eduardo Orellana, expresó: “La nueva unidad nos permite tener un mayor seguimiento de las personas que por primera vez quedan al cuidado del Servicio Penitenciario”.

Estructura y dirección                                                     

La Unidad Penal VII “Agua de las Avispas” está dirigida por la alcaide Sandra Núñez y tiene una superficie de 9.550 metros cuadrados, de los cuales 1.229 están cubiertos.

Tiene 10 celdas, de dos camastros cada una, destinadas a alojar 20 mujeres, además de amplios espacios para visita, recreación y actividades deportivas y culturales al aire libre.

Actualmente, hay cuatro internas alojadas, bajo la custodia de aproximadamente 30 penitenciarios, entre los que se destacan los recientemente incorporados.

Esta nueva unidad se suma a los 12 establecimientos entre complejos, unidades y alcaidías del Servicio Penitenciario de Mendoza para guarda y custodia de personas privadas de libertad.