Salud: Las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de cáncer

Un nuevo estudio indicó que el consumo excesivo de este tipo de líquidos incrementa las posibilidades de contraer enfermedades cancerígenas.

Científicos de la Universidad de Oxford analizaron los datos de más de 70 mil adultos durante más de 13 años para determinar el vínculo entre la ingesta de bebidas azucaradas y el riesgo de padecer cáncer de vías biliares.

La investigación indicó que el exceso de azúcar en sangre que puede derivar del consumo habitual de bebidas azucaradas se asocia a mayor peso corporal y mayor incidencia de diabetes tipo 2 y estos dos factores están implicados en el desarrollo de cáncer de vías biliares, el estudio plantea la hipótesis de que la ingesta de bebidas azucaradas podría favorecer el desarrollo de este tipo de cáncer

Así, se concluyó después de descartar otros factores de riesgo que el consumo de más de dos raciones diarias de bebidas azucaradas se asocian con mayor incidencia de cáncer de vías biliares, considerando una ración como 200 ml de bebida.

Dos raciones diarias de bebidas azucaradas, por ejemplo, de un refresco, es equivalente a más de 35 gramos de azúcar, lo cual sin duda es excesivo para una dieta habitual de 2000 Kcal diarias.

¿Sólo bebidas azucaradas?

Aunque el estudio solo vincula el consumo de bebidas azucaradas a mayor incidencia de cáncer de vías biliares, ya se ha asociado la ingesta de azúcar en exceso con mayor desarrollo de cáncer, por lo tanto, podemos suponer que no sólo las bebidas con azúcar pueden ocasionar más riesgo de sufrir enfermedades degenerativas.

Es decir, todo lo que contenga azúcar y sea consumido en grandes cantidades puede representar un riesgo para el organismo y ser un potencial causante de enfermedades.

Asimismo, el estilo de vida que acompañe al mayor consumo de azúcar puede ser determinante en el desarrollo de cáncer u otras patologías asociadas a nuestros hábitos.

Por ello, más que las bebidas azucaradas debemos considerar que un exceso de azúcar en nuestra dieta podría ser un factor más que incremente el riesgo de sufrir cáncer.

Fuente: Vitonica.com