Sentencia final: los atletas rusos no participarán en los JJOO

El fallo de la Corte Arbitral del Deporte de Luasana determinó que los deportistas de Rusia no podrán ir a la cita olímpica de Río de Janeiro.

El tribunal rechazó la apelación de 68 atletas rusos contra su exclusión de los Juegos y el fallo del CAS es vinculante para el Comité Olímpico Intencional (COI), que tendrá que decidir antes del próximo martes sobre la exclusión por completo de todos los deportistas rusos de los Juegos Olímpicos.

El fallo podría ser clave para la presencia del equipo olímpico ruso en Río después de que el lunes el informe McLaren encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusara a Rusia de dopaje de Estado durante los Juegos de Invierno de Sochi.

Pese a la amenaza de exclusión, el Comité Olímpico de Rusia presentó ayer una lista de 387 deportistas para participar en los Juegos y entre ellos figuran los 68 atletas que recurrieron su exclusión, consignaron ANSA y EFE.

“A mi modo de ver se trata de una decisión subjetiva, de una decisión un poco politizada, que no tiene ninguna base jurídica”, señaló el ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, tras conocerse el dictamen del CAS en la página oficial del organismo.

El CAS confirmó la validez del argumento de la IAAF que establece que los atletas de las federaciones suspendidas no pueden participar en competiciones organizadas por la IAAF, según la Carta Olímpica, “a menos que satisfagan unos criterios específicos”.

Por ello, deja la puerta abierta a que algunos atletas rusos “que cumplan esos criterios se les permita competir en los Juegos de Río”.

Ese criterio consiste en entrenar en el extranjero durante varios años y haber sido controlado por agencias antidopaje de otros países.

En estos momentos, sólo la saltadora de longitud Daria Klíshina, bronce en los Europeos en 2014 y campeona nacional en junio pasado, puede participar en los Juegos al entrenar en Estados Unidos.

La IAAF se mostró conforme por la decisión del CAS pero no evidenció alegría a través de su presidente, el británico Sebastian Coe, quien dijo: “Si bien estamos satisfechos de que nuestras normas, y nuestro poder para afianzar nuestras reglas y el código antidopaje han sido apoyados, este no es un día para declaraciones triunfantes. No estoy aquí para detener a los atletas de competición. Es el deseo instintivo de nuestra federación incluir, no excluir”.

Télam.