Avanza la reformulación del RACOP

Los cambios implementados buscan incluir nuevos requisitos para determinar la capacidad técnica, financiera y económica de las empresas que desean intervenir en los llamados a licitación de obras públicas. En 10 días se terminará la documentación administrativa que respalda y especifica las nuevas condiciones. 

El Registro de Antecedentes de Constructores de Obra Pública (RACOP) tiene a su cargo la inscripción, habilitación y determinación de la capacidad técnica, financiera y económica de las empresas que desean intervenir en los llamados a licitación de obras públicas regidas por la Ley 4416.

Este registro tiene carácter único para toda la administración y su objetivo es que las empresas cuenten con una habilitación determinada que surge de su propio movimiento. Permite agilizar los procedimientos licitatorios y su reformulación y tiene previstas consideraciones especiales para calificar a las empresas que se anoten en el registro. Entre ellas, que cumplan con las normas de seguridad e higiene establecidas por ley, que tengan especial cuidado del medio ambiente y que los procesos de obra sean de calidad.

Al respecto, el subsecretario de Infraestructura, Daniel Chicahuala, comentó: “En 10 días más tendremos lista la documentación administrativa que permitirá respaldar el proceso de recertificación, que durará aproximadamente dos meses. Durante este tiempo, cada empresa registrada será reevaluada bajo los nuevos requerimientos y se les asignarán categorías y puntajes que se medirán por su capacidad técnica, financiera, de capital de trabajo y la experiencia que poseen para sostener en el tiempo la obra adjudicada”.