Consumir carne roja podría acortar la esperanza de vida

Comer más carne roja que vegetales o carne blanca podría repercutir negativamente en nuestra longevidad, reveló un estudio reciente.

Anteriormente, ya se sabía que la grasa de las plantas es mejor para los humanos que la grasa de los animales, pero una investigación realizada por expertos del Hospital General de Massachusetts dio a conocer que una dieta basada en vegetales no solo traería beneficios como menor riesgo de sufrir un padecimiento cardíaco, diabetes o ciertos tipos de cáncer, sino que además podría contribuir a la longevidad de la persona.

En el estudio, publicado en JAMA Internal Medicine, se investigó si la proteína de los vegetales tiene diferentes efectos en la salud a los de la proteína de los animales, más allá de la diferencia de los dos tipos de grasa.

Para esto, el doctor Mingyang Song y sus colegas analizaron la información recopilada de alrededor de 170 mil personas durante 28 años, gracias a la cual pudieron calcular la cantidad de proteína que recibieron de fuentes animales y vegetales, encontrando que aquellos que consumieron más proteínas de las plantas tienen un riesgo más bajo de morir que aquellos que comieron más proteína animal.

Sin embargo, dado que estudios anteriores demostraron los beneficios de una dieta basada en plantas, lo que sorprendió a Song y su equipo fue que los beneficios parecían aumentar entre aquellos que tenían al menos un factor de riesgo de una muerte prematura, como fumar, tener sobrepeso, beber alcohol o estar inactivo físicamente. Esto sugiere que las proteínas vegetales podrían contrarrestar algunos efectos adversos que dichos factores podrían tener sobre la salud.

Asimismo, el estudio reveló que la gente que consume proteína animal de cierto tipo, la cual se encuentra en el pollo y el pescado, tiene una tasa de mortalidad más baja que aquellos que comen más carne roja y procesada.

El experto añadió que los beneficios de comer proteínas vegetales pueden ir más allá de simplemente librar al cuerpo de las grasas que suelen obstruir las arterias, por lo que estas “son preferibles y una mejor fuente” que las proteínas animales.

“Pero si la gente tiene que elegir entre diferentes fuentes de proteína animal, entonces el pescado y el pollo son probablemente mejores fuentes comparadas con la carne roja procesada”, concluyó.

Fuente: marmorinforma.mx