Faltan solo dos días para la marcha antichavista

La tensión política alcanzó este martes su punto máximo en Venezuela, a dos días de la marcha para la “toma de Caracas” con la que la oposición exigirá la inmediata convocatoria a un referendo con el que pretende revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

El gobierno ha advertido que no permitirá que se consume el “golpe de Estado” que, según sus denuncias públicas, la oposición pretende dar este jueves en Venezuela con la organización de Estados Unidos, mientras el antichavismo aseguró que el gobierno potenció sus armas de intimidación y persecución política para amedrentar a quienes planean asistir a la marcha.

“Ellos (por la derecha) planifican esta ofensiva, estos planes desestabilizadores porque saben que con la Agenda Económica Bolivariana –implementada por gobierno revolucionario para proteger al pueblo a través del fortalecimiento de la industria nacional– no pueden”, dijo Maduro en una demostración del chavismo en Caracas.

Añadió que “ellos no quieren el éxito de la economía productiva y por eso se lanzan a esa aventura promovida por el imperio norteamericano”.

El clima de tensión en Venezuela se reflejó esta madrugada en un ataque con una bomba incendiaria y excrementos contra la sede de el diario El Nacional de Caracas, que causó daños materiales.

El atentado fue perpetrado por un grupo de hombres que llegó al edificio a los gritos y denunció que el diario pretende derrocar al gobierno.

Además, un equipo de periodistas de la cadena Al Jazeera procedente de Argentina denunció que las autoridades le prohibieron el ingreso a Venezuela, a donde había viajado para cubrir la marcha de la oposición.