Las chicas toleran menos el alcohol que los varones

El impacto de las bebidas es diferente según el sexo, además de otras variables. En vacaciones se toman más bebidas alcohólicas.

Las vacaciones son un período del año en el que aumenta la ingesta de bebidas alcohólicas, muchas a veces hasta niveles excesivos, con los consecuentes efectos negativos.

El alcohol actúa con diferente impacto según el sexo, la composición corporal, el peso, la altura y, por supuesto, la gradación alcohólica de la bebida. Entre los adolescentes, las chicas son las que sufren más los efectos negativos.

“En general, cuanto más joven es la persona que ingiere alcohol, mayores son los daños que sufre; por eso se suele insistir tanto para que las embarazadas no tomen. Los adolescentes, debido a que sus neuronas no están del todo desarrolladas, son altamente vulnerables al alcohol”, explica el psiquiatra Eduardo Kalina, máster en adicciones, director médico del Brain Center.

En cuanto al organismo femenino, resulta más vulnerable que el de los hombres. “El sistema hormonal de la mujer es más sofisticado porque está preparado para, en un futuro, cobijar un bebé y dar a luz -prosigue Kalina-. Además, los estrógenos son hormonas muy sensibles a la acción del alcohol. Finalmente, el cuerpo de los hombres es más musculoso y contiene más agua, condición que permite que el alcohol se diluya más dilatando o evitando la posibilidad de caer en estados de descontrol total”.

El abuso de bebidas alcohólicas en las chicas puede provocar serias complicaciones en su equilibrio hormonal, que pueden repercutir -entre otros aspectos- en la aparición de problemas para tener hijos en forma natural.

El descontrol y sus consecuencias

Se calcula que de cada 100 personas, entre 10 y 15 caen en el alcoholismo. Esa pérdida de control puede generar, además, el consumo de otras sustancias adictivas, e incluso verse involucrado en hechos violentos o delictivos, ya sea jugando el rol de víctimas o el de victimarios.

“Más allá de las complicaciones puntuales o propias de cada sexo, lo importante es que la gente entienda que el alcohol es una de las sustancias más peligrosas, y que los chicos dejen de lado esa moda actual de mezclar bebidas de diferentes gradaciones y tomar hasta el desmayo. Todos tenemos que ser conscientes de nuestras vulnerabilidades y evitar situaciones que pueden representar un peligro”, concluyó el doctor Eduardo Kalina.

Fuente: Agencia Pro-Salud