Los jubilados de PAMI reclaman por el Servicio Médico a Domicilio

Muchos mayores están preocupados por las prestaciones que reciben de parte de esta obra social, una de ellas es la asistencia médica a domicilio.

Jubilados mendocinos incluidos en el Plan de Asistencia Médica Integral (PAMI) reclamaron que la obra social no presta el servicio de médico a domicilio, con lo cual en casos de presentar determinado cuadro sintomático deben dirigirse a un servicio de Guardia, ya que el de emergencias y urgencias sólo es prestado en caso de riesgo de vida. Desde la institución indicaron que los afectados “deben realizar la queja en las cedes”.

Si bien cada afiliado cuenta con el servicio de emergencias y urgencias de las empresas prestadoras –Emergencias (ex A Mano) y Serprisa–, para los casos de riesgo de vida, no pasa lo mismo cuando es necesaria una visita de médico a domicilio en caso de una patología menor.

En este último servicio, el jubilado debe llamar al médico y acordar un encuentro que debe ser dentro de las 48 horas después de que se realizó el pedido. Sin embargo, muchos de los afiliados aseguran que esto no sucede ya que el profesional les informa que “no tiene tiempo” o que “no le pagan por ese servicio”.

Ante esta situación, los mayores deben recurrir a la Guardia más cercana, en caso de que tengan la posibilidad, o bien, pagar la asistencia domiciliaria, la cual tiene un valor cómo mínimo de 350 pesos.

“Las dos veces que llamé para que el médico viniera a casa porque estaba enfermo me respondieron que no podían y no debían, por lo que tuve que recurrir a un médico particular que me costó 300 pesos en febrero, mientras que en julio directamente me las aguanté porque no tenía dinero”, expresó Irene Rosales, de 68 años.

Mientras que Beatriz Lemos, de 65 años, contó que “en abril solicité que el médico de cabecera de mi esposo viniera a casa porque estaba muy mal y me dijeron que no se podía, que tenía que hacerlo de forma particular o dirigirme a una guardia”.

“Yo estuve muy mal, no me podía ni mover de mi cama y llamé al servicio de emergencias, pero como no se trataba de una situación grave no me atendieron. Por lo que procedí a llamar a mi médico de cabera, pero también me dijo que no podía porque tenía pacientes y guardias. Ante esta situación tuve que pagarme un médico a domicilio que me costó 400 pesos,”, narró Teresa Rosales (72).

La versión oficial

Ante estos reclamos, el director del PAMI, Carlos Valcarcel, explicó que están al tanto de este tipo de reclamos, por lo que pretenden encontrarle una solución y difundirla en los próximos 60 días.

“Estamos trabajando en ese aspecto puntual con las empresas de emergencia, para darle a estas personas una cobertura que no sea con ambulancia, sino a través de un subsistema que se ocupe de la atención médica de los pacientes que tienen la imposibilidad de movilizarse o de ser trasladado por un familiar”, indicó el funcionario.

Mientras tanto, Varcarcel recomendó a los afiliados “realizar el reclamo en cualquier sede de la obra social o llamar al número 138 Pami Escucha. Allí podrán realizar el pedido de asistencia médica o realizar los reclamos pertinentes”, aclaró.

Fuente: Informe Mendoza.