Alumnos de sexto grado se informan sobre mosca del Mediterráneo

El Iscamen realiza capacitaciones sobre la plaga y sus consecuencias en la economía de la provincia. Entregan biocontenedores con el ciclo biológico.

Alumnos de la Escuela Carlos Vergara mostraron sus trabajos a toda la comunidad educativa y a los vecinos de la Sexta Sección, en el marco del programa de articulación que el ISCAMEN junto a la Dirección General de Escuelas de la Provincia. El programa, que se orienta  a niños de sexto grado, permite que los chicos trabajen la problemática de la mosca del Mediterráneo en el área de Ciencia Naturales.

Las acciones articuladas entre la DGE y el ISCAMEN parten prioritariamente de la técnica que emplea la Provincia para el control de la mosca del Mediterráneo,  que consiste en la liberación de ejemplares machos esterilizados de esta especie, para interrumpir el ciclo biológico de la plaga.

Ambas instituciones han logrado sostener  y articular en el tiempo una propuesta pedagógica, creativa y con fuerte impacto, que tiene como fin poner en valor el patrimonio fitosanitario de la provincia de Mendoza, así como también concientizar sobre la responsabilidad de todos los mendocinos en materia de sanidad vegetal.

La iniciativa

Los alumnos reciben  biocontenedores, cajas de cartón que contienen pupas o capullos de Moscas del Mediterráneo esterilizadas, producidas en la bioplanta de insectos estériles de ISCAMEN. Están impresos con información e instrucciones para su utilización y cuentan con una ventana de visualización para que los alumnos realicen un proceso de  seguimiento, observación y aprendizaje del ciclo biológico de los insectos.

Cuando se produce el nacimiento de las moscas de los frutos, los niños las liberan al medio ambiente como herramienta de control para la plaga. Los alumnos de la escuela Vergara procederán a liberar las moscas del Mediterráneo esterilizadas en  el día de mañana con la presencia de los vecinos y padres.

Antes de que los biocontenedores lleguen a los niños mendocinos,  profesionales y técnicos de ISCAMEN y DGE capacitaron a 700 docentes y directivos de las escuelas para el desarrollo de una secuencia de aprendizaje que culmina cuando los estudiantes pueden observar en forma vivencial el ciclo de la mosca del Mediterráneo.

El proyecto que involucra a más de 300 escuelas de los departamentos de Lavalle, Capital, Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Maipú, y Luján, ha repartido durante los ciclos anteriores  aproximadamente 30.000 biocontenedores a estudiantes primarios.