¿Cuándo hay que ir al ginecólogo por primera vez?

La visita al ginecólogo es un momento que genera muchas dudas a las mujeres que nunca han acudido a un revisión y es frecuente que se hagan una idea equivocada sobre qué les espera allí.

El principal objetivo de ésta es prevenir trastornos ginecológicos y revisar que todo funciona correctamente. Los expertos indican que esta revisión es fundamental para la salud, ya que soluciona muchos problemas y dispone de las dos pruebas más eficaces para la detección del cáncer en la mujer.

¿Cuándo hay que acudir por primera vez al ginecólogo?

La primera consulta se debe realizar cuando se comienzan a mantener relaciones sexuales o cuando haya algún problema en el área genital o mamaria.

¿En qué consiste la primera visita?

Una exploración en estado de relajación que es totalmente indolora y no dura mucho tiempo. En ella se pueden dar las siguientes situaciones:

  • Una exploración visual y palpación de las mamas y de los genitales.
  • La introducción de un separador llamado espéculo para la visualización de la vagina y del cuello uterino.
  • La toma de una muestra de la superficie del cuello para hacer una citología que nos permite el diagnóstico precoz del cáncer de cuello.
  • Una ecografía transvaginal que nos da una información precisa del útero, ovarios y pelvis.

¿Qué le puede preguntar el profesional?

Una vez que está en la consulta el médico le puede realizar una serie de preguntas para completar su historia clínica. Entre las cuestiones más frecuentes que se suelen abordar, Alonso destaca las enfermedades y operaciones que ha tenido la paciente y sus familiares directos, si ha tenido algún embarazo y parto. La fecha de la última regla e información sobre las mismas.

¿Qué pruebas se realizan?

Fundamentalmente dos pruebas: la citología y la ecografía. Además, le pueden pedir análisis de sangre y de orina y otras pruebas especiales, como la mamografía y la eco mamaria.

¿Es necesario que la mujer se prepare de alguna manera antes de ir?

Respecto a la preparación previa, lo único que tiene que tener en cuenta la mujer es acudir limpia y aseada.

Fuente: DMedicina.