Los 6 errores más comunes de los que buscan bajar de peso

Actividades de excesiva o poca exigencia, mala alimentación y repetición de los ejercicios son algunas de las equivocaciones más recurrentes a la hora de adelgazar.

Uno de los principales motivos que conducen a una persona a iniciar una actividad física, ya sea dentro de un gimnasio o al aire libre, es la intención de recuperar la línea.

Sin embargo, la desesperación puede llevar a cometer errores que en lugar de la concreción del objetivo. Ponen en riesgo el cuerpo. Este es un listado de los deslices más frecuentes a la hora de quemar calorías y sus posibles soluciones:

Ejercicios de muy baja intensidad

Una de las respuestas más recurrentes en gente con sobrepeso es intentar recuperar la línea a partir de rutinas de poca exigencia que luego no repercuten en cambios físicos. Para que el ejercicio funcione, debe traer aparejado cierta intensidad que movilice las grasas del cuerpo.

El Crossfit

En el polo opuesto de la intensidad que ofrece una caminata aparece el crossfit, una de las rutinas de moda en la actualidad basada en un entrenamiento militar y que demanda una alta exigencia. Los resultados, en términos de kilogramos bajados, llegan casi al instante; de allí su éxito. Sin embargo, para una persona poco avezada en el ejercicio físico, el crossfit esconde muchos más riesgos que beneficios.

La alimentación post ejercicio

Entre los nutricionistas y especialistas en rendimiento físico, existe un concepto clave: el de ventana metabólica. El proceso comprende un período corto de tiempo (entre 30 y 60 minutos), justo después de cada rutina de entrenamiento, que es cuando el cuerpo tiene la posibilidad de reconstruir el músculo y recuperar la energía perdida.

No renovar las metas

Habitualmente, se percibe que quienes buscan solo quemar calorías cuando asisten a un gimnasio, logran su objetivo con relativa facilidad. El problema aparece después, cuando no hay un replanteo de metas que mantengan la motivación inicial.

Hacer siempre los mismos ejercicios

La escasa renovación de las rutinas de gimnasio es uno de los principales errores que se observa. La persona percibe que cumple con comodidad los ejercicios que se le proponen y entra en una zona de confort que atenta contra la superación física.

Los descansos largos

Entre ejercicio y ejercicio, es habitual que las interrupciones para recuperar el oxígeno sean más prolongadas de lo que deberían.

Fuente: Infobae.