Campaña para reforzar el uso responsable del agua

El objetivo es llegar a todos los usuarios de la provincia en los días previos al verano, la etapa de más consumo. En Mendoza se consumen casi 500 litros por día por persona y la Organización Mundial de la Salud recomienda la mitad de ese consumo.

“Usá el balde. Cerrá la canillla. Cuidala para que no falte”. Con ese mensaje como eje central, el Gobierno de Mendoza se puso al frente del pedido urgente para cuidar el agua potable, un recurso cada vez más escaso.

Esta iniciativa pública, que busca incluir a todos los usuarios del servicio en el territorio provincial, considera la entrega de una serie de recomendaciones para el cuidado del recurso hídrico especialmente en cuestiones domésticas.

“Primero barré la vereda y sólo si es necesario baldeala. Regá el jardín sin inundarlo y aprovechá el agua de riego” son algunos de los mensajes que acompañan imágenes de acciones sobre uso incorrecto del servicio, con el objetivo de impactar directamente en el usuario común.

Esta iniciativa identifica a “todos los usuarios conectados al mismo sistema (redes de distribución), por eso el derroche de algunos perjudica al resto”. Y traza un parámetro entre los usos prioritarios (bebida, alimentos, higiene, saneamiento) y secundarios del agua potable (riego de jardines, lavado de veredas y automóviles, llenado de piletas), con el la necesidad de tener en cuenta nuestros hábitos y la forma en que utilizamos el servicio.

Sobre estos usos que generan derroche del recurso recaen las multas establecidas por Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS).

Los usuarios del servicio pueden efectuar sus denuncias en forma anónima al 0810 444 8808 (para el servicio de Aysam) o al 0800 666 0600 (reclamo a través del EPAS).