Gabriel Mores dejó su marca en el San Vicente Tango

El San Vicente Tango volvió a plasmar su inconfundible sello de calidad y buen gusto, en otra increíble velada coronada por la exquisita actuación de Gabriel Mores y el aclamado homenaje a su abuelo, Mariano Mores. El público pudo disfrutar, además, las presentaciones de la Orquesta Popular de Las Heras junto al Ballet Municipal y Enzo De Luca y Los Negroni.

La última gala en el Teatro Plaza demostró porque éste es uno de los encuentros dedicados al género más importantes de esta parte del país. En la velada del sábado 8, el San Vicente Tango siguió fiel a su tradición de condecorar a una de las más genuinas expresiones de nuestro patrimonio cultural. En una noche para el recuerdo, los cientos de asistentes pudieron disfrutar de poesía arrabalera, a través del canto, la instrumentación y la danza.

Los 11 artistas de la Orquesta Municipal de Las Heras, más algunos invitados, fueron los encargados de correr el telón de la Sala Mayor de los godoycruceños. Bajo el escenario, las tres parejas de baile dirigidos por Gonzalo Cano empezaban a contornearse al ritmo de obras fundamentales como “Danzarín” y “Libertango”. Con esta formidable carta de presentación, los músicos comandados por el experimentado Raúl Daniel Reynoso fueron hilvanando un repertorio netamente popular que recorrió el material más clásico de grandes referentes, deteniéndose especialmente en Horacio Salgan y su legado musical y dejaron en el aire joyitas como “Jacinto Chiclana”, con letra del escritor Jorge Luis Borges.

Con la emoción que se arrebata en cada nota y la pausa justa para crear grandes climas, la inconfundible voz de Enzo De Lucca se puso al frente, junto de Mario Galvan al piano; Franco Prosperi (Percusión); Esteban Pérez (contrabajo) y Fabrizio Colombo (bandoneón). El grupo Enzo de Lucca y Los Negroni dejó momentos de intimidad y una agitada fortaleza instrumental para interpretar clásicos de todas las épocas y algunos cuidadosamente rescatados el baúl de los recuerdos. “Silueta porteña”; “Volver”, “El abrojito” y una despojada y contundente versión de “Tinta Roja” fueron algunos de los momentos más sobresalientes de una actuación signada por la admiración hacia la canción ciudadana.

Mores le canta a Mores

Una sala teatral completamente de pie y aplausos que se iban multiplicando por todos los rincones confirmaron que el apellido Mores está más vigente que nunca y trasciende las barreras de un solo género. “Buenas noches Mendoza, hemos traído un poco de la historia del abuelo, quien ha sido uno de los compositores más brillantes que ha dado la época dorada del tango”.

Con esa presentación, Gabriel Mores y el sexteto histórico que acompañó al maestro en tantas de sus actuaciones arribaron, por primera vez al Festival, para dar vida al tributo de la indispensable obra de Mariano Mores, en el cual se sumaron los bailarines Elizabeth Guerrero y Nicolás Filipelli y se pudieron ver videos y testimonios de una carrera tan prolífica como memorable.

Con un verdadero refinamiento musical, el conjunto le puso toda su pasión y una palpable precisión a la ejecución de imprescindibles del cancionero tanguero, con los arreglos tal cual fueron concebidos. “Cuartito azul”, “el primer tema que le dio al maestro patente de compositor”, según su nieto; “Taquito Militar”; “Grisel”; “En esta tarde gris” y tantas otras partituras que musicalizaron buena parte del género que viajó por el mundo, que confirman que este apellido tan querido por el público, es y será sinónimo de entrega y calidad.

El tango no abandona

Si bien los espectáculos musicales del Teatro Plaza llegaron a su fin, los apasionados del sonido urbano tendrán una nueva oportunidad para sacarle viruta al piso. El domingo 9, desde las 20:00, la Cantina del histórico Club Andes Talleres (Belgrano y Castellani) será la sede, con un gran espacio especialmente acondicionado para la ocasión, de una multitudinaria milonga.

Para la ocasión, el músico Jorge Astrudillo tomará la batuta de un inolvidable número musical con Héctor Sánchez (contrabajo); Mario Lucesole (bandoneón) y Eduardo Darac (1mer violín), que deleitará a los bailarines junto a las voces invitadas de Grisel Ríos; Roberto Ponce; Alejandro Verón y Zaharay Ortega.