Mauricio Macri y el Papa Francisco volvieron a encontrarse

A casi ocho meses de aquella primera audiencia de apenas 22 minutos, el papa Francisco y el presidente Mauricio Macri se reunieron hoy nuevamente en el Vaticano, con ánimos bien distintos.

“Fue una buena reunión”, dijo el Presidente sobre su impresión del encuentro, que duró aproximadamente una hora. “Siempre es positivo encontrarse con él y confirmar que es un líder moral para mí”, reconoció el jefe de Estado.

El mandatario reveló que le hizo un relato a Francisco sobre su gestión en la Casa Rosada y que le pidió consejos al respecto. “Quería saber sus opiniones sobre lo que hicimos estos meses”, señaló Macri.

En líneas generales, el mandatario dijo que hablaron sobre la pobreza, la lucha contra el narcotráfico, el cambio climático y la cultura del encuentro. “Compartimos preocupaciones de la Argentina y del mundo”, agregó el Presidente en una conferencia de prensa que brindó en la embajada argentina ante la Santa Sede.

En la reunión no hablaron de la posibilidad de que el Papa visita al país en el futuro próximo, según dijo el propio Presidente. Semanas atrás, el propio jefe de la Iglesia católica confirmó a través de un video que no vendrá a la Argentina en 2017.

“Él sabe que todos lo esperamos. Estoy seguro que cuando él venga [a la Argentina] será muy importante. Él es una persona sabia y sabrá cuándo es el momento indicado”, apuntó el Presidente.

Varias de las consultas periodísticas rondaron sobre la diferencia que hubo entre este encuentro y el anterior. “Los dos somos sintéticos”, dijo Macri sobre los tiempos de las reuniones.

Macri llegó a las 10.18 hora local (5.18 en la Argentina) al Vaticano para asistir puntual al cónclave con el Santo Padre, que arrancó -como estaba previsto- a las 10.30. Minutos después de las 11.30, la reunión ya había concluido, según consignó la agencia Télam.

El Presidente fue acompañado de su esposa, Juliana Awada ; la hija de ambos, Antonia; Agustina, la hija de 33 años del mandatario, y Valentina, la hija de 13 años de la primera dama. Sólo ellos estuvieron con el Pontífice en el estudio anexo del Aula Paulo VI.