Cambio de modelo en las residencias del Sistema de Salud

Buscará sumar al conocimiento aprendido por los profesionales, otras estrategias que permitan mejorar la relación con el paciente, los valores y sus aptitudes.

Hoy, en el auditorio del Memorial y, ante una sala repleta, se presentó el  nuevo modelo de aprendizaje basado en competencias en el sistema de salud como estrategia para el mejoramiento de la salud pública. Con la actividad, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes pretende  cambiar y actualizar el paradigma médico en residencias. Pasar de un plano de competencias a uno mucho más humano, empático y abarcativo, evaluado por objetivos.

La jornada estuvo destinada a todos los jefes y jefas de servicios y residentes de toda la provincia. Participaron la reponsable de Asuntos Profesionales y Concursos, Laura García;  el presidente de la Comisión permanente de Residencias, Carlos Femenía,  y la profesora en Clínica Médica, Susana Salomón.

Al inicio del encuentro, Carlos Femenía recalcó que es fundamental realizar una expansión del  aprendizaje para el desarrollo profesional sanitario, agregando a todo el conocimiento enseñado, una cuota de “humanismo y empatía” en los formadores. “Este modelo constituye un cambio de paradigma y es imprescindible un nuevo orden educativo que fortalezca la salud mendocina”,  afirmó el presidente de la Comisión permanente de Residencias.

Por su parte, Susana Salomón señaló que es necesario poner énfasis en  el aprendizaje del adulto, “un aprendizaje basado en programas de formación centrados en la experiencia”. La profesional que se desempeña como docente del sistema de Residencias destacó que “es preciso evaluar componentes de una competencia profesional, así como las competencias en situaciones naturales”.

Los cambios en el programa de formación se implementarán el año entrante. El sistema que ya funciona en  países del primer mundo, se adaptará a las necesidades sanitarias provinciales. Contempla beneficios para los residentes (aprenden a su propio ritmo, generan confianza en sus logros, no tienen límites); para los docentes (pueden trabajar como guías o entrenadores, facilitan y administran el proceso de enseñanza y aprendizaje)  y  para las instituciones (se facilita la selección de personas y su incorporación a puestos de trabajo más fácil y adecuada).