Elisa Carrió: “Massa es el Trump de Argentina”

Lo acusó de “demagogo”, tras la negociación que desactivó la sesión especial del massismo por Ganancias. La respuesta de Massa.

La diputada nacional por la Coalición Cívica-ARI Elisa Carrió calificó al líder del Frente Renovador, Sergio Massa como el “Donald Trump de Argentina”, en alusión al presidente electo de los Estados Unidos, y acusó al ex intendente de Tigre de ser “un demagogo que nunca presentó una sola denuncia sobre corrupción o narcotráfico”.

“El tema de ganancias tal como lo planteó (Sergio) Massa era la extorsión de un demagogo. Los primeros que planteamos la modificación del mínimo imponible desde la Coalición Cívica cuando (Alfonso) Prat Gay era legislador nuestro. Convocar una sesión especial por este tema era inconstitucional. Negociamos para salvar la república”, afirmó Carrió.

En declaraciones a la señal televisiva TN, la legisladora observó que Massa “no se preocupaba sobre Ganancias cuando era jefe de Gabinete de Cristina Kirchner”.

“Massa nunca presentó una denuncia sobre corrupción cuando tiene amigos como el fiscal (Julio) Novo que está involucrado en la causa de Unicenter. Hay escuchas en la que aparecen los familiares de este diputado. Estamos ante un señor que es un mentiroso; es el (Donald) Trump de Argentina”, fustigó Carrió.

En ese sentido, evaluó que la ex presidenta Cristina Kirchner se puso contenta con el triunfo electoral de Trump porque “es pro nazi y fascista de izquierda”, al tiempo que describió al magnate estadounidense como “un nuevo Hitler”.

“Ese hombre es un peligro para el mundo. Argentina hizo bien en no jugar con él en estas últimas elecciones. Habrá muchos conflictos internacionales y en este contexto tenemos que mostrar a América latina como una región de paz. Pongamos como ejemplo nuestra experiencia, que derrotamos el año pasado a una semidictadura sin violencia”, argumentó.

Carrió estimó que Argentina “sale de una crisis después de haber sido vaciada de energía, de recursos y de reservas”, y enfatizó que el oficialismo “no debe ceder a la extorsión de negociar cargos”.

En cuanto a la denuncia que formuló contra funcionarios del Ministerio de Energía y Minería “por incompatibilidad en sus funciones”, Carrió aseguró que esa presentación no deterioró su relación con el titular de esa cartera, Juan José Aranguren.

“Este es un gobierno que denuncia la corrupción. Supe del caso y presenté la denuncia y eso no afectó mi relación con Araguren. Las cosas se llevan de otra manera en Argentina”, recalcó.

La líder de la Coalición Cívica aseguró que su relación con el presidente Maurucio Macri “es buena”, pero advirtió que hay cuestiones que no negocia, y entre ella mencionó su intención de pedirle juicio político al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

“Hay cosas que no negocio. Voy a pedirle el juicio político a Lorenzetti, aunque no lo voy a hacer ahora porque me lo pidió el presidente. Quiero que haya Justicia y condena. Pero tenemos que saber que de un país mafioso no se sale de un día para el otro”, subrayó.

En relación a la situación judicial de Cristina, Carrió reiteró que “hay pruebas de sobra” como para que la ex mandataria “termine presa”.

“Pruebas son las que sobran contra Cristina, si los jueces no avanzan es por cobardías. No tengo ningún ánimo con la madre de nadie, pero si esa señora Ofelia está en una cooperativa en la que hay irregularidades se deben dar explicaciones”, puntualizó.

La respuesta de Sergio Massa:

El diputado del Frente Renovador Sergio Massa evitó polemizar con Carrió y pidió no entrar en “un chiquero politiquero”.

“Aspiramos que esos seis millones (de trabajadores que se beneficiarían con su proyecto), que esperan una respuesta nuestra, no vean un chiquero politiquero, sino que le resolvamos el problema”, dijo anoche Massa en esa señal.

Asimismo, agregó que a Carrió “le voy a responder cuando resolvamos el problema de esos 6 millones de argentinos”.

Tras reiterar que “el salario no es ganancia, es remuneración”, Massa pidió que “avancemos en un programa que permita que quien menos tiene, menos pague, y quien más tiene, más pague”.

Reiteró que llevar, como propone, el mínimo no imponible a 48.500 pesos, “impone que tengamos que cobrar impuesto a otros sectores”, entre los que enumeró: “las operaciones a dólar futuro; los 11 mil millones de pesos que tiene que pagar aquellos que ganaron más de 70 mil millones; gravar la renta financiera, al juego, a la minería”.

Según dijo, “la gente no puede esperar, y mucho menos quedar sujeta a una discusión de chiquero” y advirtió que “el proyecto del Gobierno aumenta el Impuesto a las Ganancias el año que viene”.

Al ser consultado sobre el posible veto presidencial a su proyecto, en caso de ser aprobado, Massa respondió que “plantearlo en esos términos, cuando tenemos un Congreso que está dialogando, acordando, es muy raro. Pareciera que hay como un doble juego: La búsqueda del acuerdo, por un lado, y el rechazo, por el otro”.

Finalmente, tras conceder que “la Argentina, en materia de transparencia ha dado muchos pasos”, advirtió que, en cuanto al tema económico y social, “noto que en los que menos tienen y en la clase media hay un sabor de desilución, porque la economía no arranca” a casi un año de la llegada del presidente Mauricio Macri al gobierno.

Además, aclaró que “no lo tengo decidido” de presentarse a las elecciones del año próximo, pero adelantó que “en marzo lo vamos a evaluar”.

Fuente: Arg Noticias.