Recomiendan un Boeing 737 para ser avión presidencial

Es lo que le sugiere al Gobierno la Organización de Aviación Civil Internacional para reemplazar al Tango 01.

n Boeing 737 fabricado en 2007 -con configuración ejecutiva y un valor cercano a los 50 millones de dólares- fue recomendado al gobierno argentino por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para reemplazar al Boeing 757 que prestó servicio como avión presidencial hasta diciembre de 2015. Así lo informó la agencia Télam.

El gobierno argentino había solicitado a la OACI que seleccionara un avión con espacios de trabajo y descanso para las comitivas oficiales y mayor autonomía que el 757/200, que hasta diciembre del año último llevó la denominación “Tango-01”.

El reemplazo propuesto es un Boeing 737/75G, similar a los 737/800 que ya opera Aerolíneas Argentinas y al 737/500 que se sumó a la flota presidencial en 2014.

Este avión está equipado con un sistema de tanques auxiliares de combustible para extender su alcance hasta casi los 11.000 kilómetros (la distancia aproximada entre Buenos Aires y Madrid), equivalente a una autonomía de once horas y media de vuelo.

En este punto el posible nuevo avión presidencial aventaja al 757/200, que tiene un alcance de poco más de 8.000 kilómetros; además, el 757 requiere un mayor largo de pista para operar, lo que lo restringía para aterrizar en muchas pistas del interior del país o regionales.

La configuración BBJ1 permite el traslado de 16 pasajeros más la tripulación, una sala en la parte delantera, dos dormitorios y dos espacios para reuniones de trabajo en la parte posterior de la cabina; el 757/200, por su parte, acomodaba 14 pasajeros en su área VIP y otros 20 en clase ejecutiva.

Según la web dónde está publicado para la venta, el interior de la cabina fue hecho a mano y a medida por los artesanos de la aerolínea alemana Lufthansa, que renovaron carpinterías, alfombras y metales niquelados.

El mismo portal, freestream.com, indica que el precio del avión es de 48.950.000 dólares y que en estos momentos se encuentra preservado en los hangares del aeropuerto de Teterboro, en el estado estadounidense de New Jersey, donde recientemente fue sometido a pruebas de vuelo.

El aparato seleccionado salió de la fábrica de Boeing en la ciudad estadounidense de Renton a finales de 2007, con el número de serie 36852 y la configuración Boeing Business Jet (BBJ1); en enero de 2008 fue incorporado por la empresa MGM Mirage, con el registro N730MM; y desde febrero de 2009 fue el avión ejecutivo del consorcio industrial surcoreano Hyundai, con el registro HL7787.

Al día de hoy, el candidato a ser el nuevo “Tango 01” acumula 2.114 horas de vuelo y cerca de 600 aterrizajes.

En el Gobierno conocen exactamente las discusiones y polémicas que traerá la compra de la aeronave presidencial. Por ese motivo, acudieron a la OACI, una agencia de la ONU con sede en Montreal, Canadá, que promueve los reglamentos y normas en la aeronáutica mundial.

Hoy Macri viaja en vuelos de línea o en servicios alquilados. Para evitar polémicas por la compra de un nuevo avión presidencial se decidió este camino de consulta a través de un organismo internacional.

Fuente: La Nación.