Aprueban medidas contra el juego ilegal en Mendoza

Este martes, la Cámara de Senadores dio media sanción a la creación de la Unidad de Prevención, Detección y Erradicación de Juego Clandestino con el objetivo de eliminar este flagelo de la provincia. El proyecto de ley corresponde al legislador Marcelo Rubio.

En la Legislatura provincial se aprobó el proyecto de ley -de autoría del senador Marcelo Rubio (UCR)- sobre la creación de la Unidad de Prevención, Detección y Erradicación de Juego Clandestino en el ámbito del Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza. La cual dependerá administrativamente y deberá rendir cuentas de sus actividades al Directorio del Instituto de Juegos y Casinos.

Las atribuciones y funciones serán determinadas por el Directorio del Instituto de Juegos y Casinos de Mendoza; y podrá solicitar el auxilio de la fuerza pública en caso de ser necesario a los fines de cumplimentar sus objetivos de erradicación del juego clandestino en la Provincia.

El proyecto también determina que durante el período comprendido entre la promulgación y la entrada en vigencia de la presente ley, el Ejecutivo deberá llevar a cabo una intensa campaña de educación y difusión, a los efectos de informar a la población sobre los alcances de la misma.

Se habilitará además una línea pública gratuita de denuncias para que la población en general pueda poner en conocimiento de la Unidad de Prevención, Detección y Erradicación de Juego Clandestino hechos que pudieran ser compatibles con el desarrollo de juego clandestino. “A través del 0-800 se podrá prevenir, detectar y atacar este delito y será tratado por el Ministerio de Seguridad y el Juzgado de Faltas correspondiente”, indicó el senador Rubio.

“El juego clandestino ha sido uno de los problemas principales que el Estado ha tratado de atacar para evitar el desvío de fondos que se utiliza para su desarrollo. Hoy estamos hablando de aproximadamente $60 millones mensuales que se van en el juego y que suman alrededor de $700 anuales”, remarcó el radical.

Y agregó: “Esto afecta al Estado por diversos motivos, en primer lugar porque no puede destinar lo recaudado a objetivos sociales, culturales, deportivos, educativos y de salud; por otro lado, las consecuencias que puede generar en la sociedad, como la ludopatía y la inclusión de menores en la actividad, siendo funcionales a la estructura de los capitalistas o banqueros (encargados de manejar esos fondos de origen extranjero, criminal o del narcotráfico)”.

“Esta situación que se vive en la provincia nos obliga a repensar y reprogramar las estrategias estatales para combatir su explotación irregular y sujetar el desarrollo de la actividad al marco de la legislación correspondiente. Por eso, estas medidas nos ayudarán a prevenir y reprimir la explotación u organización de juegos de azar tanto los no autorizados por la autoridad competente como los explotados u organizados sin la debida autorización”, finalizó el legislador.

Por último, esta Unidad, al momento de su formación, estará compuesta por empleados de planta permanente del Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza.