Atentado en Turquía: matan a tiros al embajador ruso

Andrei Karlov se encontraba visitando una galería de arte cuando fue atacado. “No se olviden de Aleppo, no se olviden de Siria”, gritó el atacante.

El embajador de Rusia ante Ankara, Andrei Karlov, fue asesinado a tiros mientras visitaba una galería de arte, confirmó la cancillería rusa. El atacante fue abatido.

“Hoy en Ankara como consecuencia de un ataque, el embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, sucumbió a sus heridas”, afirmó la portavoz del ministerio, Maria Zakharova, en declaraciones a la televisión, añadiendo que “calificamos lo que pasó como un acto terrorista”.

Según el alcalde de Ankara, Melih Gokcek, el asesino es un policía turco.

“El atacante es un policía”, dijo Gokcek, una afirmación reiterada por el diario progubernamental Yeni Safak, que identificó al asaltante como un miembro de las fuerzas antidisturbios, llamado Mevlüt Mert Altintas, de 22 años, y cercano al gobierno islamista de Erdogan.

Un video difundido hoy por el canal 1 de la televisión turca mostró cómo el embajador recibió varios tiros por la espalda mientras daba un discurso en una exposición de fotos en Ankara y cayó al suelo, mientras el atacante, un joven en traje, blandía una pistola sobre su cabeza y amenazaba al público.

El embajador llevaba varios minutos leyendo su discurso en la exposición patrocinada por la embajada en Ankara, cuando un hombre con traje y corbata gritó “Allahu Akbar” (Dios es Grande, en árabe) y realizó al menos ocho disparos, según un fotógrafo de AP en la audiencia.

“¡No se olviden de Aleppo, no se olviden de Siria. A menos que nosotros estemos todos seguros, ustedes tampoco sentirán seguridad. ¡Vuelvan, vuelvan! Todos aquellos que comparen esta opresión y tortura pagarán por ello”, exclamó el hombre tras disparar varias veces.

“Solo la muerte me llevará de aquí”, concluye el hombre en turco, después de gritar varias veces “Allahu Akbar” , así como otras frases en árabe, antes de ser él mismo abatido.

Varias personas también resultaron heridas en el ataque, un día después de que se sucedieron en Turquía marchas de protesta contra la intervención militar rusa en Siria.

El vocero del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, llegó a informar en un primer momento que el embajador había sido hospitalizado.

“En Ankara un desconocido abrió fuego de manera indiscriminada. Como resultado, fue herido el embajador ruso en Turquía”, dijo Zajárova a medios rusos. La cancillería luego informaba que el diplomático había muerto por las heridas sufridas.

Por su parte, el Kremlin informó de que el presidente, Vladimir Putin, ha sido informado sobre el ataque en la capital turca, que fue condenado inmediatamente por Estados Unidos. De acuerdo con un comunicado, Washington “condena este acto de violencia, cualquiera haya sido el origen. Nuestros pensamientos y oraciones están con él (el embajador Andrey Karlov) y su familia”.

“Está claro que condenamos el ataque contra el embajador ruso en Turquía. No puede haber justificación a un ataque contra un diplomático”, dijo a su vez Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Karlov asistía a la inauguración de una muestra en el centro de arte contemporáneo cuando fue atacado.

Testigos informaron además que el atacante gritó “Aleppo” y “venganza”.

“Cuando el embajador estaba dando un discurso, un hombre alto, con traje, disparó al aire y después apuntó al embajador”, explicó a la AFP Hasim Kilic, periodista del Hurriyet daily. “Dijo algo sobre ‘Aleppo’ y ‘venganza'”, agregó.

La cadena de radio estatal TRT afirmó en primer momento que el diplomático resultó gravemente herido tras recibir tres disparos.

Este episodio podría lastrar las relaciones bilaterales entre Rusia y Turquía, que recientemente protagonizaron un acercamiento tras otra grave crisis de 2015.

Dicha crisis se desató después de que Turquía derribase un avión de combate ruso en la frontera con Siria, lo que llevó a Moscú a imponer sanciones a Ankara.

El incidente ocurre además un día antes de que el canciller de Turquía viaje a Moscú para analizar la situación en Aleppo junto con sus pares de Rusia e Irán.

Fuente: Clarín