Comenzaron las obras de la Central Térmica de Anchoris

La central eléctrica modular tendrá una capacidad de 50 MW e inyectará energía en el nodo Anchoris para reforzar los distritos del Valle de Uco. La inversión rondará los U$S 65millones.

Luego de resultar adjudicatarios en la licitación pública que realizó la Secretaria de Energía de la Nación y CAMMESA en el mes de mayo, la Empresa Mendocina de Energía confirmó que la semana pasada iniciaron los trabajos para la construcción de la Central Térmica Anchoris, una planta que tiene previsto a fines de marzo de 2017 inyectar energía al sistema Argentino de interconexión.

El proyecto consiste en la construcción de una planta de generación térmica de 40 MW escalable a 130 MW en las inmediaciones de la Estación Transformadora de Anchoris. Entre las ventajas de la elección del terreno se destacan que la zona no tiene posibilidad de desarrollo agroindustrial por no contar con derecho de agua. Asimismo, está atravesada por la línea Comahue Cuyo, donde se conectará la energía generada, y tiene una localización atractiva por ubicarse sobre la línea de interconexión de dos de los mayores puntos de consumo de la provincia, la Ciudad de Mendoza y San Rafael.

Para su ejecución se conformó un consorcio entre la Empresa Mendocina de Energía y las compañías privadas Tecnored y Galileo. El aporte de Emesa se basó en los estudios de pre-factibilidad eléctrica y de abastecimiento hídrico, el terreno, los estudios eléctricos y ambientales necesarios, las obras hídricas y los permisos provinciales, siendo que los privados deberán financiar la obra en su totalidad.

Esta central térmica utilizará Gas Natural Licuado (GNL) proveniente de pozos petroleros no conectados al sistema, realizando la regasificación in situ. La inversión de la planta ronda los U$S 65 millones, generará 25 puestos de trabajo fijos y se prevé que para el 31 de marzo de 2017 se encuentre funcionando.

La planta tiene impacto ambiental positivo ya que recupera gas natural que actualmente se ventea para ser utilizado como combustible. A su vez, favorece a la economía provincial ya que diversifican la matriz energética, generan puestos de trabajo, crean nuevas tecnologías para el desarrollo (Gasoducto Virtual) y aumentan ingresos brutos por generación eléctrica y por explotación de gas.

De esta forma, la planta le significará a la provincia ingresos por regalías gasíferas (15%), IIBB por producción de gas (2%) y IIBB por generación (1%). A su vez, en beneficios sociales se puede destacar la posibilidad de conectar departamentos del sur al Gasoducto Virtual y la instalación de sistemas Peak Shaving para suavizar picos estacionales.