Cornejo: “Queremos usar las herramientas tecnológicas para brindar servicios de calidad”

Boletín y expediente electrónico además de firma y bono digital forman parte del paquete de medidas anunciadas por el Gobernador en el marco de la modernización del Estado. El bono electrónico permitirá un ahorro de $970.000 anuales para el Estado provincial mientras que el boletín digital implicará un ahorro de $600.000 anuales, aproximadamente.

“Queremos usar las herramientas tecnológicas para brindar mejores servicios y para que los ciudadanos puedan acceder de manera más ágil a la información”, dijo el Gobernador Alfredo Cornejo luego de anunciar un paquete de medidas en el marco de la modernización del Estado. Estuvo acompañado por Dalmiro Garay, ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo; Ulpiano Suárez,subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado y Ricardo Canet, subsecretario de Legal y Técnica.

Boletín y expediente electrónico además de firma y bono digital son los instrumentos con los que el Gobierno busca brindar mejores servicios y que los ciudadanos puedan acceder de manera más ágil a la información. “Se trata de medidas muy importantes, imperiosas para tener buenos servicios públicos”, sostuvo el mandatario tras detallar que “quien hace trámites es el que más se verá beneficiado”.

Cornejo indicó que “estos cuatro instrumentos concretos de modernización otorgarán muchas ventajas” y citó como ejemplo “el importante ahorro de costos tras el fin de la impresión en papel. Además ahorraremos en horas de trabajo ya que la información se carga desde la oficina que fue emitida sin necesidad del tipeo, como sucede en la actualidad”. El bono electrónico permitirá el ahorro de $970.000 anuales para el Estado provincial mientras que el boletín digital implicará un ahorro de $600.000 anuales, aproximadamente.

Por su parte Garay subrayó: “A partir de este 5 de diciembre, un conjunto importante del área del Gobierno provincial empieza a trabajar con el expediente electrónico o digital. Esto implica no sólo la despapelización del Estado, porque supone toneladas de papel que ya no se gastarán, sino esencialmente una mejora en la calidad del servicio público porque dota de transparencia al sistema y permite el seguimiento permanente al administrado y porque implica mayor eficiencia en la gestión pública que redunda en menos tiempo para los trámites”.

En cuanto a los beneficios comentó: “Pasamos ahora a la etapa en que no se precisa que el expediente sea llevado físicamente de una repartición a otra, sino que se hará mediante internet. E insistimos que habría que cuantificar las ventajas que esto trae aparejado en transparencia y tiempo para la cosa pública, acordes con las posibilidades que brinda la tecnología. En este cambio, los agentes han acompañado la propuesta y se han ‘fidelizado’ con la idea mediante su participación, lo que ha facilitado la incorporación de todos estas medidas”.

El ministro explicó que “ con la implementación de las acciones de modernización se introducirán mejoras en la gestión, con un costo casi nulo gracias a un convenio con el Ministerio de Modernización de la Nación, invirtiendo básicamente en la formación y capacitación del personal a cargo de la instrumentación de estas medidas”.

Estuvieron presentes durante el anuncio Alejandro Jofré, subsecretario de Trabajo y Empleo; Mónica Nofal, responsable de Defensa del Consumidor; Erica Rojas, directora general de Recursos Humanos; Víctor Correas, director de Informática y Comunicaciones y Rubén Zavi, director de Políticas Públicas e Innovación.

El bono online

“Inicialmente, detectamos que mensualmente se realizan más de 180 mil liquidaciones de haberes, lo que representaba un altísimo costo en papel, trabajo de impresión y distribución, y entendemos que con el bono digital no solo se brinda una ventaja al trabajador al poder acceder al bono en un sitio web especial el mismo día de la acreditación de sus haberes”, detalló Ulpiano Suárez, subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado.

En la práctica, ocurría que el trabajador llegaba a contar con su bono de sueldo recién a los 15 días, aproximadamente, de la liquidación de sus haberes.

“Con esta medida avanzamos también en la despapelización de la gestión pública y en el ahorro de $970.000 anuales para el Estado provincial, junto con dejar de utilizar más de 10 toneladas de papel en la impresión de los bonos”, indicó Suárez.

“Además, es muy importante destacar que, desde el área de Recursos Humanos, se está realizando una tarea de capacitación para que todos aquellos trabajadores que aún no se registran en el portal del trabajador público lo hagan cuanto antes.

Nuestra aspiración es que antes del 1 de enero de 2017, todos los trabajadores públicos provinciales hayan ingresado al portal y cuenten entonces con la posibilidad de tener su recibo digitalizado”, agregó el funcionario.

Aclaró que “no obstante lo mencionado, debemos aclarar también que aquel empleado que requiera contar con su bono de sueldo en formato tradicional de papel, podrá solicitarlo en su dependencia, pero entendemos que este camino hacia la despapelización, hacia la economía para el Estado, y hacia el cuidado del medio ambiente, es el camino en el que debemos avanzar juntos, trabajadores, Estado y organizaciones sindicales y gremiales”.

“Y recalcamos que todo el esfuerzo se enmarca en lo solicitado por el gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo, para una gestión integral del recurso humano, fundamental en este proceso de modernización”, concluyó Suárez.

Boletín Oficial

“Hoy, con la calidad de impresión que se utiliza cada ejemplar del Boletín Oficial (BO) está en el orden de los $102 y $107 distribuido, mientras que tiene un valor de $90 sin distribuir, y se está cobrando $3,75 por unidad, por lo que el paso al BO digitalizado implica un ahorro de $600.000, aproximadamente, sin contar las horas hombre que reclama el tipeado de cada una de las normas cada día”, puntualizó Ricardo Canet, subsecretario de Legal y Técnica.

Agregó que: “Ahora, el Boletín Oficial será digitalizado y cargado por cada una de las oficinas desde donde surge la norma, en tanto que los usuarios tendrán la posibilidad de cargar edictos, por ejemplo, que contarán con una cotización in situ, y de estar en perfectas condiciones recibirá el usuario un correo electrónico con la información inherente a la publicación, debiendo pagar en el banco asignado o mediante sistema posnet, hasta tanto se habilite el botón de pago para realizar esa gestión a través de internet también”.

El funcionario explicó que “con este cambio, no se niega la versión en papel, por lo que la persona podrá abonar un código tributario para contar con el BO en formato tradicional. Fuera de esa opción, solo se imprimirán tres ejemplares del BO, uno con destino a la Biblioteca nacional, otro para el Archivo provincial y el tercero para la Legislatura. También cambia el formato del BO y de su lectura en línea.

Con los BO que se han impreso e imprimirán en los próximos días se armarán lotes que podrán venderse, como se hace con cualquier elemento del Estado en desuso”.

“Finalmente, destacamos que el 20 de enero de 2017 se abrirá la etapa del Boletín Oficial mediante el formato digital solamente”, concluyó Canet.