Del Potro puso en duda Australia y la Davis ante Italia

La temporada del tandilense se extendió por la histórica conquista ante Croacia y, como todavía no inició la pretemporada, considera que sería un riesgo jugar el primer Grand Slam; además, no estaría en febrero, en Parque Sarmiento.

Juan Martín del Potro todavía está celebrando su mágica temporada: no tiene decidido si competirá durante enero en Australia y se alejó de la primera rueda de la Copa Davis 2017 ante Italia, en Parque Sarmiento, del 3 al 5 de febrero. Teniendo en cuenta que su año deportivo se extendió hasta fines de noviembre por la conquista en la Davis ante Croacia y, por ende, la pretemporada sufrió un recorte de días importante, el tandilense entiende que podría ser un riesgo viajar en los primeros días de enero y jugar en los certámenes de Oceanía, donde muchas veces se hace con temperaturas extremas. Luego del título en Zagreb, Del Potro estuvo de vacaciones en el exterior, regresó al país y comenzó a hacer sus primeros entrenamientos en la últimas horas.

“Mi calendario todavía está en veremos. Ya estoy anotado en varios torneos para ir a jugar (el ATP 250 de Auckland, desde el 7 de enero, el primero). Pero esto que me pasó supera cualquier cosa. Hoy puedo desarmar mi calendario para armarlo de otra manera”, reconoció Del Potro, en el hotel InterContinental, durante la presentación de la Copa Peugeot, dos exhibiciones que realizará con el español David Ferrer , el 27 y 28 del actual, en el DirecTV Arena de Tortuguitas y en el Polideportivo de Mar del Plata, respectivamente. “Todavía no sé si voy a jugar Australia. es riesgoso jugar y también dejarlo pasar”, añadió el actual número 38 del ranking.

“Lo que yo hoy más necesito no es un coach, sino una persona que me haga prepararme de una manera fuerte para aguantar todo el año, que es algo que no me pasó esta temporada. Si soy inteligente sé que para Australia y los otros torneos quedan 15 días nada más, entonces ese objetivo no lo lograría. Y tal vez por jugar dos torneos que son importantes después tengo que perder más tiempo y saltearme otro momento de la temporada. Estamos analizando con mi kinesiólogo (Diego Rodríguez) y el resto de mi equipo cuál es la prioridad y todos coinciden en que yo tengo que estar sano y fuerte físicamente. El tenis me esperó dos años y me puede esperar un Australian Open más. También adentro mío sé que si me va bien, salto mucho en el ranking y me puedo acomodar para toda la temporada. Entonces, estoy con sensaciones encontradas”, confesó.

El equipo capitaneado por Daniel Orsanic comenzará la defensa del título frente a Italia y ya seleccionó la superficie: polvo de ladrillo. “Donde me sienta bien voy a jugar. Para la primera serie, contra Italia, falta pero a la vez no, y va a ser en polvo de ladrillo, una superficie que a mí me cuesta. Creo que tampoco los chicos saben qué van a hacer, porque todo es muy reciente. Y si hoy me decís otra vez ir a jugar y la tensión…, diría ‘Paremos un poco y disfrutemos, que tanto nos costó’. Cuando estemos un poco más tranquilos y en familia, vamos a elegir nuestro mejor calendario”, afirmó Del Potro, dando a entender que no participaría de ese primer desafío. Durante la rueda de prensa se informó que la Copa Davis original, que ya está en Buenos Aires y bajo custodia, se lucirá en el DirecTV Arena. “Yo todavía estoy festejando la copa y me estoy empezando a entrenar en cancha rápida”, agregó la Torre de Tandil, como para que su mensaje quedara claro.

Del Potro dijo que, luego de la conquista de la Davis por primera vez, la dirigencia de la Asociación Argentina de Tenis debería aprovechar el impulso para generar más recursos e infraestructura. “Esta oportunidad la tiene que aprovechar la gente que puede hacer crecer al tenis desde otro lugar. Los jugadores respondemos adentro de la cancha y hemos conseguido esto como un un sueño nuestro, pero hoy puede ser un trampolín si los dirigentes lo aprovechan y hacen crecer el tenis de una buena manera. Ser los campeones mundiales de tenis hay que aprovecharlo. Esta dirigencia es muy abierta al diálogo, le gusta escuchar, aprender y copiar lo que hacen otras federaciones para crecer. Entonces, no sería inteligente no aprovechar este momento. Pero son ellos los que tienen que trabajar duro para que finalmente un centro nacional de alto rendimiento se logre, para que los chicos de todo el país, de 10 a 18 años, puedan venir a ese centro, tener sus estudios, sus canchas para entrenarse, su lugar para dormir. Es una situación única e histórica, y si lo aprovechan van a llevar al tenis argentino a la élite mundial”.

Consultado sobre si, ahora que está sano y le ganó a seis de las mejores diez raquetas del mundo, sueña con aspirar al número 1, Del Potro puso un freno. Pero se animó a pensar en grande, claro. “Ese era un sueño que tenia muy de chico y que hace un par de años cuando estaba cuatro o cinco, lo tuve cerca. Pero adelante tuve a cuatro de los mejores tenistas de la historia del tenis y no era nada fácil quebrar esa barrera. Con lo que me ha pasado hoy en mi carrera, no sé si puede ser un objetivo llegar al número 1. El ranking para mí hoy no es una preocupación y no voy a ser más o menos feliz si estoy más arriba o no. No sé si llegar al número 1, pero volver a meterme y generarles algún quilombo a los que están arriba, como hice, sí espero”.

Fuente: La Nación