Diputados sancionó la Ley que reforma el Impuesto a las Ganancias

Foto: DyN

Fue aprobada en Diputados con 167 votos positivos luego de obtener media sanción en el Senado.

Por abrumadora mayoría, la Cámara de Diputados convirtió en ley hace minutos el nuevo impuesto a las Ganancias, acordado por el Gobierno con la CGT y las provincias, que eleva el mínimo no imponible y actualiza las escalas del impuesto a las ganancias.

La iniciativa se aprobó con 167 votos positivos, cinco negativos -de los bloques de izquierda- y tres abstenciones, entre los que se contaban los diputados por San Luis. El bloque del Frente para la Victoria se retiró del recinto, por lo que no participó de la votación. Sí, en cambio, se mantuvieron en sus bancas los cinco diputados por San Juan liderados por el presidente del PJ, José Luis Gioja, que en el recinto anticipó su voto favorable.

La reforma al impuesto a las Ganancias eleva el mínimo no imponible de 37.000 pesos brutos (30.500 de bolsillo) para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos (23.200 de bolsillo) para solteros, con el objetivo aliviar el costo de los trabajadores que seguirán alcanzados por este gravamen.

Después de la votación, salió a hablar con la prensa el diputado Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados: “El acuerdo fue masivo, salvo el FPV que no acompañó […] Se van a actualizar tanto el mínimo no imponible como el monotributo. Esto aumenta en 7 mil millones de pesos al proyecto del Ejecutivo. Esto va a ser absorbido por el Poder Ejecutivo Nacional. Desde enero va a haber una sensible reducción del impuesto a las Ganancias”.

Consultado sobre la capacidad de mejorarlo en el futuro dijo que el tema está “cerrado”: “Queda una ley sancionada con amplio consenso. Creo que definitivamente cierra un tema. Acordamos el mínimo no imponible, será el más alto de Latinoamérica. Y se irán actualizando las escalas de acuerdo a los salarios”.

“El proyecto incluye deducciones muy importantes en las horas extra, con un plus por viáticos, por alquileres, por material didáctico de los docentes. Estas son las mejoras que tiene el proyecto, más allá de la revisión de las escalas”, dijo.

El diputado del Frente de Izquierda (FIT), Néstor Pitrola, que votó en contra, lanzó: “Nos dejó un sabor enormemente amargo porque ahora está legitimada por ley la confiscación del salario. Van a seguir pagando Ganancias como mínimo un millón y medio de trabajadores. Y un trabajador que gana 30 mil pesos netos va a pagar más incluso que con el proyecto inicial del propio macrismo. Eso negoció la CGT. Lo que votó Diputados es una vergüenza. El costo del Estado lo tienen que pagar las corporaciones”.

Fuente: La Nación