Flavio Mendoza, cada vez más cerca de ser padre

Desde hace varios años el bailarín inició los trámites correspondientes para adoptar. Cuando parecía que se resignaba y bajaba los brazos, volvió a ilusionarse. ¿Tuvo novedades?

Si bien la nota tenía que ver con el debut de Mahatma, el nuevo espectáculo de Flavio Mendoza en el teatro Luxor de Carlos Paz, que promete un show tecnológico sin precedentes, con Anita Martínez, Facundo Mazzei, Barby Franco y un gran elenco, la charla derivó en cuestiones personales que emocionaron al coreógrafo.

Una vez más, Flavio se emocionó al hablar de sus deseos de ser padre adoptivo. Y si bien hace años que está detrás de esta lucha, esta vez parece que el sueño está más cerca que nunca. Por lo menos así lo dejó entrever. “Me siento un hombre preparado para ser padre”, manifestó.

Después de hablar de su espectáculo y de la competencia en la Villa, el bailarín cambió el tono cuando Pablo Layus le preguntó cómo marchaban los trámites de adopción. “No me gusta hacerlo público, lo digo porque es algo que se me escapa, es algo que quiero tanto que no puedo evitar hablar.  Ser papá sería lo máximo que me pasaría en mi vida, es muy fuerte”, insistió.

 

Y agregó una frase conmovedora: “Quiero tener el brillo en los ojos que tiene todo padre. Cuando veo a alguien que mira a su hijo le noto ese brillo particular que me encantaría tener”, remató.

Tiene toda su lívido puesta en Mahatma, el espectáculo que estrenó en Carlos Paz.

Hace un tiempo, Flavio contaba su lucha con cierto aire de desilusión. Sentía que le ponían muchas trabas para adoptar y hasta llegó a pensar en recurrir a un tratamiento con inseminación artificial, aunque no era lo que más quería hacer.

“Es muy importante traer un bebé a este mundo. Una de las cosas que más quería hacer era adoptar, pero es muy problemático el tema. Para dar amor yo no creo que mi hijo tenga que ser de mi misma sangre. Pero es muy complejo el tema de la adopción, tiene mucho papeleo que lo hice también, pero llegó un momento que me estresó”, decía cuando parecía que iba a bajar los brazos en su búsqueda. Pero el amor es más fuerte.

Fuente: Muy