Renzi llamó a votar por el sí para “desafiar al sistema”

matteo renzi

A 48 horas de una votación crucial para su futuro político, el primer ministro italiano aseguró que el voto a favor es una forma de “desafiar al sistema” porque en la oposición “están todos unidos para decir que no” .

A 48 horas de una votación crucial para su futuro político, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, exhortó a votar por el Sí en el referéndum del domingo sobre la reforma constitucional que impulsa su gobierno y aseguró que el voto a favor es una forma de “desafiar al sistema” porque en la oposición “están todos unidos para decir que no” y en caso de una ratificación de la norma, “Italia se vuelve líder en Europa”.

“Estamos a 48 horas decisivas que pueden cambiar el futuro de nuestros hijos; fue una campaña con gente que se apasionó, se puso a discutir sobre la Cconstitución, sobre las reglas del juego; gracias a los ciudadanos que creen en la política, qué bello es un país que cree en la política”, aseguró un Renzi que se mostró confiado durante el acto de cierre de la campaña para el referéndum en la Piazza della Signoria de su Firenze natal.

“Si gana el Sí, Italia se vuelve líder en Europa; Europa está en dificultad, el miedo al otro es tan fuerte que llegan resultados impredecibles en todo el planeta; y si gana el Sí se terminó la hora de los técnicos que dicen ‘lo pide Europa’; es hora de decirle nosotros lo que queremos a Europa”, planteó Renzi, de 41 años y en su cargo desde el 22 de febrero de 2014.

“Con el No Italia no va a ninguna parte, con el Sí inicia el futuro”, agregó el premier, que volvió a mostrarse confiado en una “mayoría silenciosa” para obtener la victoria en las urnas.

En ese contexto, convocó a sus seguidores a apoyar la reforma electoral como una forma de “desafiar el sistema” porque en la oposición “están todos unidos a decir que no y nosotros estamos en medio de la gente”.

En el referéndum del domingo se pregunta a los electores italianos si respaldan la reforma constitucional aprobada por el Parlamento en abril pasado, que, entre otras cosas, retira la función legislativa al Senado y con la que el gobierno asegura se agilizará el funcionamiento del proceso legislativo.

“Si gana el No es evidente que el país será menos fuerte y la posición económica más vulnerable; el Sí no reforzará el gobierno, reforzará a Italia”, aseguró Renzi durante el cierre de la campaña antes de la votación que entre las 7 y 23 locales del domingo (las 3 y las 19 en la Argentina) convocará a las urnas a casi 50 millones de ciudadanos en Italia y otros cuatro millones que estaban habilitados para sufragar desde el exterior.

Desde que presentó la reforma al inicio de su mandato, el primer ministro vinculó su continuidad al frente del gobierno con la victoria en el referéndum, aunque posteriormente lamentó haberlo relacionado y ahora se plantea la incógnita de qué sucederá si el Ejecutivo pierde la consulta convocada por el primer ministro.

En ese sentido se pronunció esta tarde el ministro de Infraestructura y Transporte, Graziano Del Rio, quien aseguró que en caso de una victoria del No, Renzi “irá al Quirinale a ponerse a disponibilidad”, reforzando la idea de que el premier podría presentar la renuncia al presidente Sergio Mattarella en el palacio de gobierno.

Con los ojos de Europa mirando a una Italia en la que el sistema financiero aún está pendiente del posible salvataje al Monte Dei Paschi de Siena, uno de los bancos más antiguos del mundo, el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, debió llevar tranquilidad a los mercados a horas de la votación.

Un triunfo del No en el referéndum no tendrá impacto en las finanzas públicas de Italia pero podría provocar 48 horas de “turbulencia en los mercados”, aseveró en una entrevista publicada hoy.

Por su parte, el movimiento Cinco Estrellas, una de las fuerzas en su oposición a la reforma, concluyó su “Tour por el No”, con el que recorrieron Italia criticando especialmente la elección semidirecta de los nuevos senadores y la concentración de poder para el gobierno central que supone la reforma.

El líder del Movimiento, Beppe Grillo, criticó hoy que “será un país dividido gane el No o el Sí”.

En los últimos sondeos publicados sobre la intención de voto, el rechazo a la reforma constitucional planteada por el gobierno se situaba 10 puntos por detrás del Sí -55% a 45%-, pero también mostraron que una cuarta parte del electorado no sabía cuál sería su posición en el referéndum.

La reforma constitucional es rechazada por los partidos de la oposición, incluyendo al antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y el conservador Forza Italia, de Silvio Berlusconi, que promueven el voto por el “No” en el referéndum, aunque el octogenario tres veces Premier de Italia había apoyado inicialmente la norma.

Apoyan la reforma de Renzi casi todo su partido PD y el empresariado industrial italiano.