Algunos consejos para reconocer el golpe de calor

Autoridades sanitarias advierten sobre el riesgo de sufrir hipertermia. Cómo prevenirlo.

Las temperaturas sofocantes no ceden, por lo que es alto el riesgo de sufrir un golpe de calor, que es la imposibilidad de que el cuerpo pueda regular la temperatura normalmente.

Es, por lo tanto, momento de no excederse con la exposición al sol, beber agua con frecuencia y reducir la actividad física intensa. Salir a correr entre las 10 y las 15 no es una buena idea en esta época, por ejemplo, sobre todo si se puede pasar para antes de las 10 o después de las 18. No hace más que aumentar las posibilidades de que el cuerpo no pueda evitar la hipertermia.

Los bebes, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas también son grupos de por sí más vulnerables al sufrir hipertermia, según informaron las autoridades sanitarias.

Los 10 signos de alerta que deben observarse en una persona para reconocer el golpe de calor a tiempo son los siguientes:

Sed intensa y sequedad bucal.

  • Temperatura corporal que supere los 39 °C, medida con termómetro en la axila.
  • Sudoración excesiva.
  • Sensación de debilidad, cansancio o vértigo.
  • Mareos o desmayo.
  • Calambres musculares.
  • Agitación.
  • Dolor de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos.
  • Dolor de cabeza, estado de confusión, desorientación, delirio o convulsiones

Irritación y llantos

En los bebes, se aconseja también prestar atención a la irritación excesiva de la piel por el sudor en el cuello, el tórax, las axilas, la parte interna del codo y el área cubierta por el pañal.

“La irritabilidad a través del llanto inconsolable en los más pequeños” es, según se informó desde el Ministerio de Salud bonaerense, otro de los síntomas que no hay que subestimar en los más chiquitos.

En tanto, la cartera sanitaria nacional aconseja algunas medidas sencillas para proteger a los más pequeños durante el día:

 

  • No esperar a que pidan agua y ofrecerles líquidos de manera continua, como jugos naturales. Si son lactantes, hay que darles el pecho con más frecuencia. No hay que suspender la lactancia materna.
  • Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o incluso desvestirlos; bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia; proponer juegos tranquilos evitando que se agiten.
  • Evitar que se expongan al sol, en especial al mediodía, y protegerlos con prendas adecuadas, como sombrero, ropa de manga larga y protector solar adecuado.
  • Mantenerlos en lugares ventilados o con aire acondicionado.
  • No permanecer con ellos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

Comer liviano

Con las altas temperaturas, se recomienda evitar el consumo excesivo de alcohol, de bebidas con cafeína o azúcar, que estén muy frías o muy calientes, además de optar por comidas más livianas.

No es necesario suspender la actividad física, sino que se aconseja que sea de intensidad moderada, por intervalos cortos y sin dejar de beber agua durante el ejercicio. En especial, si se hace al aire libre.

“Debemos hidratarnos antes, durante y después de hacer actividad física para compensar la pérdida de líquidos corporales a través de la transpiración, además de usar ropa suelta, liviana y de colores claros”, indicó Iván Insúa, director provincial de Epidemiología del Ministerio de Salud bonaerense.

Mercedes Setti, nutricionista del Hospital de Clínicas, explicó que una buena forma de saber si se está hidratado es no sentir la boca seca y que la orina sea de color claro. “Hay que beber ocho vasos con agua segura por día”, precisó.

Asistencia inmediata

Y si a pesar de seguir estas recomendaciones una persona sufre de un golpe de calor, hay que asistirla rápidamente. Lo primero es bajar la temperatura corporal, ya sea con hielo o un baño. Además, hay que ofrecerle agua fresca y trasladarla a un lugar con sombra y ventilado.

No está aconsejado frotar alcohol en la piel ni dar un medicamento para bajar la temperatura (antifebril) a las personas que estén sufriendo un golpe de calor, según precisaron  desde el Ministerio de Salud de la Nación. No hay que demorar la consulta al hospital cercano.

Fuente: La Nación