Cerca de 3000 personas asistieron a la primera fiesta electrónica en la ciudad balnearia

La masiva asistencia de personas que asistieron esta madrugada a la primer fiesta de música electrónica en el parador Destino Arena, de la ciudad de Mar del Plata, se realizó en el marco de un gran despliegue de seguridad que contó con efectivos de Bomberos, personal de Drogas Peligrosas, agentes del Operativo Sol, ambulancias y controles de alcoholemia.

Aunque el show del DJ principal estaba previsto para las 3, desde las 21 de ayer hubo un gran despliegue policial y sanitario de control para evitar el consumo de estupefacientes habituales en este tipo de fiestas.

Durante toda la madrugada los asistentes disfrutaron de la movida de la música electrónica junto al show de luces, que acerca a los jóvenes con los sonidos de destacados DJ nacionales e internacionales que se presentaron en el Parador Arena, situado en las playas del sur de Mar del Plata.

El municipio de General Pueyrredón, finalmente, habilitó la fiesta en Mar del Plata, tras llegar a un acuerdo con los organizadores sobre las medidas de seguridad que debían disponerse en el lugar, que incluyeron la colocación de botiquines e insumos con las condiciones exigidas por la Secretaría de Salud, y dos ambulancias en el Parador Destino Arena.

También se acertó la contratación de un servicio de guardia para asistencia en el Hospital Privado de Comunidad, la presencia de 15 socorristas, y se convino el cese del expendio de bebidas alcohólicas a partir de las 4.30, además de instalarse un contador de ingreso de personas.

Las medidas de salud y seguridad destacaban que la empresa Destino Arena garantizaba un puesto médico interno integrado por 3 enfermeros; lo mismo en el caso de la fiesta a realizarse en Mute, donde hubieron 6 enfermeros y 3 médicos.

En procedimientos previos al evento, se secuestraron pastillas de éxtasis, marihuana, cocaína, y troqueles de LSD con distintos motivos a personas que admitieron ir a la fiesta electrónica, tanto en la terminal de ómnibus como en las rutas 2 y 226, informaron fuentes del municipio.

En los operativos que se ro en forma conjunta entre la comuna y la policía provincial confiscaron marihuana compacta, como también frascos que tenía cogollos, troqueles de LSD, varias dosis de cocaína, y pastillas de éxtasis con formas de “osito, Coca Cola, cerveza Heineken y pac man“, detallaron los voceros.

Si bien no se informó la cantidad secuestrada, los poseedores de los estupefacientes admitieron que tenían pensado asistir a la fiesta electrónica.