El Gobierno creó 13 Centros de Frontera en distintos pasos limítrofes para reforzar los controles

Es para combatir el delito internacional en las fronteras e imponer mayores controles para el ingreso al país. Los Centros y la Comisión Nacional interministerial, quedarán bajo la órbita de los ministerios de Interior y de Seguridad.

Mediante la firma del decreto 68/2017, el presidente Mauricio Macri oficializó la Comisión Nacional de Fronteras como organismo regulador y coordinador del funcionamiento de los Pasos Internacionales y los Centros de Fronteras, y le dio el control al Ministerio del Interior sobre los Centros, y a la cartera de Seguridad sobre los Pasos.
Además del Presidente, firmaron el decreto el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Patricia Bullrich (Seguridad).

Hasta la fecha, Paso de los Libres, en Corrientes, creado en 1982, era el único Centro de Frontera que tenía la Argentina en sus zonas limítrofes con cinco países de la región.

Ahora se transforman en Centros de Frontera Concordia-Salto (que limita con Uruguay); los fronterizos con Brasil, Paso de los Libres-Uruguayana, Santo Tome-Sao Borja e Iguazú- Foz do Iguazú; Posadas – Encarnación, que limita con Paraguay; y los fronterizos con Chile, San Francisco, Pircas Negras, Agua Negra, Cristo Redentor, Pehuenche, Pino Hachado, Cardenal Samoré, Integración Austral y San Sebastián.

Estas medidas llegaron tan solo 24 horas después de que el Gobierno presentara oficialmente el sistema de Información Anticipada de Pasajeros (API), que comenzó a regir hoy en aerolíneas y cruceros.

“En el caso de Agua Negra es particular. Actualmente, por cuestiones climáticas, está mucho tiempo cerrado, pero la Comisión ya lo ingresó como Centro, previendo que como acaba de firmar con el Banco Mundial la licitación para hacer un túnel, una vez que la obra esté terminada será unos de los pasos fronterizos con más caudal de pasajeros”, detalló a Télam Fernando Casasso, Director Nacional de Asuntos de Fronteras.

“El Centro Fronterizo modelo es el de Iguazú. Allí, el 20 de diciembre inauguramos las nuevas cabinas. Ahora estamos colocándole cámaras con tecnología que permiten tomar la patente del auto que está por cruzar, y ya instalamos el sistema I24/7, que permite constatar los datos de los pasajeros con la base de Interpol on oline. La idea es replicar el caso de Iguazú en el resto de los Centros Fronterizos”, explicó Casasso.

Según cifras oficiales, tan sólo entre los Centros Fronterizos de Iguazú y Posadas, pasan 21 millones de personas por año.

El departamento de Interpol de la Policía Federal es el que “coordinará” junto con la Dirección de Migraciones “la actualización sistemática y permanente de los registros de aptitud migratoria en lo referente a los pedidos de captura nacionales e internacionales” en los Centros Fronterizos Internacionales.

La administración, en tanto, quedó a cargo del viceministro de Interior, Sebastián García de Luca.

Al ministerio de Seguridad, que lidera Bullrich le corresponde realizar inversiones en los 16 Pasos Internacionales ubicados en la frontera norte, ocho de los cuáles ya fueron incorporados al Presupuesto 2017, en el marco del Plan Nacional de Lucha contra el narcotráfico.

Al respecto, la ministra de Seguridad sostuvo que “esta es una prueba más de que la lucha contra el narcotráfico es una política de estado y una prioridad para nuestro Gobierno”.

“Los Pasos Fronterizos de la zona norte del país, como pueden ser los de Formosa, o Clorinda, por ejemplo, son los más complejos en cuanto a la seguridad, es donde más se ven los delitos de trata, tráfico y narcotráfico. Por eso, si bien el manejo general lo tiene la Mesa Nacional, es el ministerio de Seguridad el que quedó a cargo, junto con la Prefectura Naval y Gendarmería Nacional”, explicó a Télam el Director Nacional de Asuntos Fronterizos.

La nueva Comisión Nacional de Fronteras funcionará en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros, que comanda Marcos Peña.

Habrá una comisión ad honorem (integradas por representantes de diversas carteras), y también serán parte del flamante organismo migratorio el director nacional de Gendarmeria Nacional, el prefecto nacional naval de la Prefectura Naval, el jefe de la Policía Federal y el director del Registro, Fiscalización y Sanidad de Fronteras del Ministerio de Salud.

“Lo que estamos haciendo con estas medidas es evitar que ingresen delincuentes a la Argentina y acelerar los trámites para que rápidamente podamos expulsar a los delincuentes que ya ingresaron”, explicó Frigerio en referencia al API.

Frigerio subrayó que “hay argentinos que manejan la droga y la delincuencia, y hay extranjeros, esos que dejamos pasar por no tener controles, que también lo hacen”.

En este sentido, afirmó que esas personas “sentían que la Argentina era una tierra fértil para delinquir” y destacó que eso es lo que el gobierno busca “evitar”.

“Tenemos que ordenar la política migratoria, como se hizo en el pasado”, destacó el funcionario, quien dijo que la decisión del Gobierno “para la gran mayoría de la sociedad es razonable”.

Según calculó el ministro, en las fronteras del país hubo un movimiento de “cerca de 70 millones de personas” de las cuales “hay 15 millones que podríamos controlar a partir de lo que anunciamos ayer”.

En tanto Bullrich resaltó que con las nuevas medidas que en política migratoria impulsó el Gobierno “toda persona que quiera cometer un delito en la Argentina, que haya cometido un delito en su país o que cometa un delito en la Argentina, si lo cometió no entra y si comete un delito acá se va rápido, eso no tiene nada que ver con todos los inmigrantes que trabajan y estudian en la Argentina”.