Iscamen instalará control sanitario para proteger al Sur de la polilla de la vid

El puesto de control sanitario en Pareditas, San Carlos, comenzará a funcionar pronto, para minimizar riesgos de dispersión del insecto al oasis Sur. Inspeccionará exclusivamente cargas comerciales.

El Instituo de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Mendoza (Iscamen) continúa tomando acciones directas para bajar la prevalencia de la polilla de vid en los viñedos mendocinos. Por ello, pondrá en funcionamiento una barrera sanitaria, que estará ubicada en la Intersección de las Rutas 40 y 143, en la localidad de Pareditas, San Carlos. Allí personal del organismo inspeccionará exclusivamente las cargas comerciales que provengan del oasis Centro y tengan como destino el oasis Sur, pudiendo comprometer la situación sanitaria de San Rafael y General Alvear en relación a la plaga de Lobesia botrana o polilla de la vid.
La Barrera Sanitaria de Pareditas controlará el traslado de uva proveniente del Valle de Uco sin previa molienda, como también maquinaria, bines y tachos de cosecha, sin el certificado de desinsectación expedido por el Iscamen. Asimismo, sólo se permitirá el traslado de uva una vez realizado el proceso de obtención del mosto dentro del Valle de Uco. El mosto deberá estar libre de restos sólidos, permitiéndose presencia de orujos solamente en las uvas tintas.
A partir de la evaluación técnica de la situación sanitaria de San Rafael y General Alvear en relación con esta plaga, que resultó tener menor presencia que los otros oasis, el Iscamen acordó la instalación de este puesto de control sanitario para proteger los departamentos del Sur provincial.
Hay que recordar que el Gobierno comenzó, por primera vez, el año pasado con el combate directo contra la plaga que afecta a los productores mendocinos desde hace seis años, lo que mermó sus cosechas y reduciendo la productividad de sus vides.