8 soluciones naturales para aliviar la otitis o inflamación de los oídos

Es fundamental tratar la otitis desde sus primeros síntomas, ya que la infección podría complicarse y derivar en problemas de mayor cuidado e incluso en vértigos

La inflamación de los oídos u otitis es una infección común que suele aparecer cuando hay una acumulación de líquidos en los canales auditivos.

Puede darse en diferentes niveles de gravedad, según el área del oído afectada y qué tan rápido se le brinde un tratamiento.

Se caracteriza por una incómoda sensación de picor en la oreja, casi siempre acompañada con dolor, fiebre y una disminución de la audición.

También puede provocar dolores de cabeza fuertes, secreciones líquidas y pérdida del equilibrio o vértigos, en especial al hacer actividades de exigencia física.

Por suerte, hay algunas soluciones naturales que, aplicadas bajo ciertos cuidados, disminuyen los síntomas y evitan el desarrollo de complicaciones.

En esta ocasión queremos compartir en detalle las 6 mejores para que no dudes en emplearlas cuando te aqueje este problema.

1. Ajo

Mascarilla de ajo y aceite de oliva

El ajo es un ingrediente con propiedades antiinflamatorias y antibióticas que ayudan a aliviar la infección que afecta los oídos.

Es uno de los remedios más populares contra esta condición, ya que su aplicación controla el dolor y las secreciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tritura un diente de ajo crudo y mézclalo con un poco de aceite de oliva caliente.
  • Deja que repose a una temperatura soportable y aplica dos o tres gotas en el oído afectado.
  • Repite el tratamiento dos veces al día, hasta aliviar la infección.

2. Aceite de lavanda

El aceite esencial de lavanda tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que reducen en poco tiempo los síntomas de la otitis.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon dos o tres gotas del aceite en el oído inflamado, inclina la cabeza por cinco minutos y drena los posibles excesos.
  • Repite su uso dos veces al día.

3. Manzanilla

aceite de manzanilla

La manzanilla es una planta antiinflamatoria de efecto suave que contribuye a reducir los síntomas de la otitis leve.

Tanto su infusión como su aceite esencial concentran extractos naturales que reducen la infección de manera efectiva.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon tres gotas de infusión o aceite de manzanilla en el oído afectado y déjalo reposar por cinco minutos.
  • Repite su uso dos o tres veces al día.

4. Cebolla

El jugo natural de cebolla contiene sustancias azufradas que le confieren un poderoso efecto antibiótico y analgésico.

Su uso en la infección de los oídos reduce la presencia de microorganismos y controla la inflamación y el dolor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Extrae un poco de jugo de cebolla y aplícalo con un gotero en el interior del oído inflamado.
  • Deja que actúe tres minutos y drena los excesos.
  • Úsalo una vez al día, hasta aliviar esta afección.

5. Aceite esencial de árbol del té

Aceite esencial de árbol de té

Conocido en todo el mundo por su potente efecto desinfectante y calmante, el aceite esencial de árbol de té es otra buena solución contra este problema del oído.

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye tres gotas de aceite esencial de árbol de té en una cucharada de agua y aplica una pequeña cantidad de la solución en el oído afectado.
  • Úsalo dos veces al día.

6. Vapor de eucalipto

Aunque este remedio es popular por su poder expectorante y mucolítico, también es una buena opción contra la inflamación del oído.

Los vapores liberados de la decocción del eucalipto actúan como potentes analgésicos y antiinflamatorios, idóneos para aliviar los síntomas de esta infección.

¿Cómo utilizarlo?

  • Cuece varias hojas de eucalipto en un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, retíralo.
  • Tápate la cabeza con una toalla y procura acercar el oído al vapor.

7. Agua oxigenada

Para limpiar la cera de los oídos

Una pequeña cantidad de agua oxigenada puede servir como remedio para frenar el crecimiento de hongos y bacterias en el interior del canal auditivo.

Su aplicación controla la otitis y, de paso, facilita la eliminación del exceso de cera para evitar obstrucciones.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon dos o tres gotas de agua oxigenada en el oído infectado y repite su uso cada 12 horas.

8. Perejil y aceite de oliva

Una combinación de perejil con aceite de oliva nos da como resultado un remedio antiinflamatorio para controlar los síntomas de la otitis.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pica un poco de perejil, mézclalo con una cucharada de aceite de oliva caliente y espera que repose un par de horas.
  • Pasado este tiempo, sumerge un trozo de algodón en el líquido y aplícalo en el oído inflamado.
  • Cambia el algodón cada 12 horas hasta aliviar la infección.

Cualquiera de estos remedios puede ser útil para acelerar la recuperación de esta molesta afección.

Sin embargo, si los síntomas persisten, lo mejor es consultar al médico.