Estudiar a Distancia una buena opción que toma fuerza en Mendoza

Para aquellos que no tienen disponibilidad de tiempo y quieren estudiar una carrera, Educación Virtual ha empezado a irrumpir con fuerza en la vida académica de las personas, además de los beneficios en materia de gastos, les permite a los estudiantes tener más autonomía en la distribución del tiempo.

La mayoría tiene más de 30 años y necesita capacitarse mientras sigue trabajando, son más las universidades que adquiere este método y a simple vista parece una buena opción a la hora de empezar una nueva carrera o simplemente terminar los estudios en un lugar que no pudo concluirse.

“La posibilidad de empezar a estudiar y en poco tiempo incursionar en el mercado laboral, es una ventaja de la educación a distancia en relación con la presencial, en ese aspecto brinda mayor facilidad, porque por lo general asistir a una universidad requiere de ocupar todo el día”. Comentó Leila que está pronto a comenzar la Licenciatura en Educación en la Universidad Siglo XXI.

Los costos   

La universidad a distancia exime a los estudiantes de incurrir en gastos de transporte en impresiones de trabajos, en la compra de fotocopias y aunque hay trabajos grupales toda la  comunicación es virtual.

Si bien tiene un costo mensual el valor de la cuota en su gran mayoría es inferior a una cuota de una Universidad Presencial.

Los Pro

►Elimina las barreras geográficas. El interesado puede acceder a este tipo de educación desde cualquier lugar.

►Es accesible a personas adultas con estudios postergados.

►Proporciona flexibilidad en el horario, ya que no hay una hora exacta para acceder a la información, lo cual facilita la organización del tiempo personal del alumno, respetando la vida familiar, social y laboral.

►Reduce costos, al evitar gastos de traslados o residencia en un lugar diferente.

►Incorpora herramientas tecnológicas para el manejo de la información, y en las plataformas virtuales.

►El alumno desarrolla capacidad para autor regular su propio aprendizaje.

►El tutor lleva un seguimiento del estudiante con diversos instrumentos, para evaluarlo respetando el ritmo de trabajo del alumno.

 

Los Contra

►El cambio a un sistema de educación a distancia le exige al alumnado una adaptación, ya que debe aprender a usar materiales didácticos específicos y aulas virtuales, a comunicarse con sus profesores y con otros alumnos a través de medios de comunicación digitales.

►La comunicación se reduce a un solo canal y resulta menos profunda, por lo que es posible que el alumno se aísle y desmotive. Ante ello, es necesaria una intervención activa del profesor tutor.

►Ofrece limitado intercambio directo de experiencias entre la relación profesor-alumno y entre los propios estudiantes.

►Posibles retrasos en la retroalimentación (feedback) y rectificación de posibles errores.

►La desconfianza que se genera en el alumnado, sobre todo en el proceso de aprendizaje y de evaluación académica en el caso de que no haya tenido un curso propedéutico adecuado.

El aula virtual

► Es un espacio de intercambio de información que ofrece múltiples recursos para orientar al alumno en el estudio de cada materia a distancia y favorecer su socialización con la comunidad educativa.

► E-mail: para ser notificado sobre resultados de exámenes, eventos, y como vía de diálogo académico con profesores y otros alumnos.

► Información académica: para acceder a los programas de cada asignatura a distancia, cronogramas y calendarios de actividades.

► Biblioteca y servicios online.

► Tutorías: para resolver las inquietudes y problemas con el tutor que hace el seguimiento del alumno.

► Seguridad informática: el alumno de la modalidad a distancia dispondrá de un nombre de usuario y una contraseña para identificarse en el espacio del campus virtual. Esta contraseña es de uso personal e intransferible, lo que le garantiza la privacidad de la información.