Examinan la salud psicológica del chofer del micro tras avisar que quiere quitarse la vida

El chofer del micro de la empresa Turbus que volcó y causó la muerte de 19 personas será examinado psicológicamente antes de ordenar su traslado a la cárcel. Es porque le manifestó a los policías que lo custodian que quiere quitarse la vida.

El chofer del micro de la empresa Turbus que volcó el sábado pasado en la ruta 7 camino a Chile y causó la muerte de 19 personas le manifestó a los policías que lo custodian en el calabozo que quiere quitarse la vida, por lo cual será examinado psicológicamente antes de ordenar su traslado a la cárcel.

El conductor chileno Francisco Sanhueza está detenido desde el sábado en un calabozo de la comisaría 11 de Luján de Cuyo, imputado por “homicidio simple con dolo eventual, lesiones leves, graves y gravísimas dolosas” y el lunes pidió disculpas a las familias y a la Nación ante la televisión chilena.

En la mañana de este martes, el fiscal de la causa, Gustavo Pirrello, ordenó que personal del Cuerpo Médico Forense le realice pericias para conocer objetivamente su estado de salud mental.

“Pido disculpas y ruego a Dios que esas personas a las que les causé todo el daño posible, encuentren la calma”, expresó Francisco Javier Sanhueza en dialogo con 24 horas Televisión Nacional de Chile que lo entrevistó desde su celda.

“Ayer (por el lunes) pidió bañarse y cambiarse de ropa. El médico que lo revisó lo encontró en buenas condiciones, lo trajeron de nuevo a la comisaría y él les manifestó que se quería quitar la vida”, dijo este martes el fiscal.

Tras esta declaración, Pirrello ordenó trasladar a Sanhueza de inmediato a realizarse un examen psicológico para saber su estado actual de salud metal y ahí determinar si es necesario algún tipo de internación a los efectos de preservar su vida.

Además el chofer aseguró que el hecho “no fue intencional, fue un accidente. Sé el daño que he causado, o sea ya estoy consciente, en el minuto no lo percibí”, agregó y dijo estar deprimido y que, con el paso de las horas, ha logrado percibir el impacto del accidente.

Al ser consultado por los testimonios de los sobrevivientes del accidente que aseguran que sí les dijeron que bajara la velocidad, Sanhueza expresó que nunca le llegó el comentario pero que tampoco desea culpar a otras personas porque era el único que iba manejando.

“No está dentro de lo habitual que las personas aprendidas estén dando notas a los distintos medios periodísticos. Nadie me informó que se presentó un periodista a querer entrevistarlo”, aclaró el funcionario.

Asimismo, aclaró que el imputado “está detenido y comunicado, no incomunicado, pero bajo jurisdicción de la comisaría que depende del ministerio de Seguridad”, donde investigan quien dejó entrar al periodista de la televisión chilena que lo entrevistó el lunes.

En tanto, desde el Poder Judicial mendocino, se ordenó “una investigación” por el diálogo que mantuvo el acusado con el medio chileno y “a fin de deslindar responsabilidades” solicitó un informe al personal de la comisaría de Luján de Cuyo, sobre las visitas que recibió el chofer.