Piden 2 años de prisión por violencia de género para el ex intendente de Santa Rosa

Gentileza Diario Uno

Es la pena que solicitó la querella. El fiscal pidió seis meses de cárcel y la defensa, la absolución del ex intendente. Sentencia la semana que viene.

Terminó el juicio al ex intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado, acusado por el delito de lesiones leves en perjuicio de su ex pareja Bárbara Dorcemaine, y ahora, tras haberse escuchado los alegatos, la juez María del Valle Sierra dictará sentencia la semana próxima.

La querella del caso pidió contra Salgado una pena de dos años de prisión en suspenso, y asegura que el caso tiene que meditarse dentro de los delitos de violencia de género; por su parte la fiscalía, que también dio por sentados los hechos, fijó algunas atenuantes en favor del ex intendente y solicitó una condena de seis meses de prisión en suspenso; finalmente, la defensa de Salgado pidió su absolución y que se investigue la presentación en tribunales de una documentación que, se descubrió era falsa.

Ahora llega el turno para que la juez María del Valle Sierra evalúe los elementos del juicio y llegue a un veredicto, que será leído en la mañana del próximo jueves. “Hubo diferencias muy grandes entre la fiscalía y la querella respecto al pedido de condena y eso más que nada ha tenido que ver con la tipificación del caso dentro de la violencia de género; mientras que para el fiscal no existe y se trata de un caso aislado, para la querella hay que verlo en ese contexto: “Por fortuna, Dorcemaine se animó a denunciarlo sino no sabríamos qué final habría tenido esta relación”, señaló la querellante Carolina Jacky.

Lo primero que hay que señalar es que tanto el fiscal Emiliano Ortega, como la querella conducida por Carolina Jacky coincidieron en que los hechos denunciados por Dorcemaine sucedieron y que las lesiones también existieron: “Tres de los cuatro médicos que la revisaron constataron la lesión en el hombro y el forense dejó constancia además de los hematomas en las piernas y acá, dijo que se correspondían con la lesión que puede dejar una mano”, comentó el fiscal y siguió: “Recordemos que Dorcemaine dijo que intentó retener el celular de Salgado entre sus piernas”.

Bárbara Dorcemaine fue reina de la Vendimia en Santa Rosa y más tarde pareja de Salgado. La joven denunció que aquella noche de febrero de 2015 el ex intendente la habría atacado, cuando ella intentó quitarle un celular en el que aseguró, él se estaba mensajeando con su nueva secretaria. Luego de eso, vino una serie de forcejeos por toda la casa hasta que Salgado logró recuperar su teléfono y ella salió de la casa y fue a denunciarlo.

Sin embargo y en defensa de Salgado, el fiscal subrayó dos cosas: por un lado, que se trató de un hecho aislado, dijo que no hay antecedentes de peleas en esa pareja y además, señaló que “de algún modo, Salgado controló su nivel de agresividad. Estamos hablando de un hombre que entonces pesaba más de cien kilos y podría haberle causado mucho más daño a la víctima”.

Atendiendo a estos dos puntos, pero dando por sentado que el hecho ocurrió, el fiscal Ortega pidió la pena mínima por el delito de lesiones leves, que es de seis meses, muy lejos de los dos años solicitados por la querella.

Finalmente, la defensa del ex intendente solicitó la absolución “lisa y llana” para Salgado y aseguró, entre otras cosas, que las lesiones no se corresponden con la denuncia: “La única que se pudo constatar es la del hombro y resulta que es anterior al hecho, porque se comprobó que se trata de una tendinosis crónica; respecto a los moretones de las piernas, la denunciante nunca habló de ellas en la denuncia y recién se las menciona días después de la denuncia”, señaló Carlos Moyano.

A su turno y también dentro de los alegatos de la defensa, Sergio Carreño aseguró que “Salgado y Dorcemaine llevaban meses sin ser pareja, vivían bajo un mismo techo pero no tenían relación y ni siquiera dormían en la misma cama. En ese contexto, que Salgado le haya mandado un mensaje a otra persona no es un acto de infidelidad y Dorcemaine nunca tendría que haberle quitado el teléfono. Yo digo que hubo un robo, que ella le robó el celular y él intentó recuperarlo ¿Qué hubiese pasado si ella le devolvía el teléfono? Seguramente no hubiese existido ningún conflicto”, cerró el abogado. El jueves se conocerá la sentencia.