Esta es la nueva pirámide nutricional

Si hay algo que está marcando la última década es el cambio. Cuestiones que habían permanecido inamovibles durante casi un siglo se han derrumbado, gracias al esfuerzo de investigadores e ingenieros.

Esto es lo que ha ocurrido con las creencias que teníamos acerca de la comida. Tanto es así que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha establecido una nueva pirámide nutricional.

La SENC ha elaborado la pirámide con la ayuda de 100 expertos en la materia, quienes han aplicado criterios que ya son en sí mismos novedosos.

  • A diferencia de lo que ocurre en la tradicional, se parte de la base de que la salud emocional es muy importante.
  • En este sentido, se basan en la idea de que la alimentación debe ser también un acto solidario.
  • La solidaridad y el amor garantizan la sostenibilidad social y medioambiental.

Así, nos aseguramos de que la nutrición no sea un lujo de unos pocos. Esto se debe a que los patrones de consumo modifican las prácticas industriales.

Así, si optamos por el comercio de cercanía y los productos ecológicos, haremos un favor a nuestro cuerpo.

No obstante, también estaremos cuidando de nuestra mente, ya que sabremos que estamos mejorando la vida de los demás y esto siempre es reconfortante.

Además, estaremos cuidando el medio ambiente.

Teniendo en cuenta estos parámetros, la SENC hace una propuesta más completa y trasversal. ¿Quieres conocerla?

Conoce las novedades de la nueva pirámide tradicional

Base de la nueva pirámide

Fertilizantes ecologicos

Como sabes, en la base están los hábitos que deben repetirse al menos 5 veces a las semana.

  • En este nivel se incluye una hora de ejercicio diario.
  • Se recomienda el consumo de frutas y verduras, pero procedentes del cultivo ecológico.

En primer lugar, son más saludables porque no están contaminadas y, en segundo lugar, son más sostenibles desde el punto de vista ambiental, social y económico.

  • En cuanto a manera de hidratarse, se recomienda el agua, el té y el café, por encima de cualquier otra alternativa.

Se prefieren los dos últimos antes que los zumos naturales porque la fruta contiene mucho azúcar.

Segundo nivel

Cereales integrales

Aquí nos encontramos aquello que se debe hacer con regularidad.

  • Como ya venimos indicando en nuestro espacio, se recomienda optar por los cereales de grano completo e integrales. Se trata de hidratos de absorción lenta.

En consecuencia, nos dan la energía que necesitamos y, a su vez, contienen mucha fibra, hierro, magnesio y zinc. Todos ellos facilitan la digestión y mantienen el metabolismo rápido.

Además, son más saciantes, por lo que ayudan a que nos libremos de los ataques de hambre.

Asimismo, han introducido el aceite de oliva virgen extra, para señalar la importancia de ingerir grasas sanas y Omega 3.

No obstante, es necesario tomarlo en crudo, ya que el calor descompone la estructura celular del oro líquido. Y es que, cuanto más caliente está, más perjudicial es, lo que explica el rechazo a los fritos.

Tercer nivel

8 alimentos vegetales ricos en proteínas que deberías añadir en tu dieta

Por último, tenemos las carnes y los productos procesados. Quizá lo más importante en la nueva pirámide nutricional es que advierte sobre el riesgo que entrañan las dietas ricas en proteínas.

Muchas dietas con fines de pérdida de peso son de este carácter; no obstante, debemos tener en cuenta que el hígado no sintetiza fácilmente la proteína, por lo que no es bueno abusar de ella.

Por otra parte, también se acepta la posibilidad de tomar complementos nutricionales de manera ocasional. Sin embargo, se aconseja que se ingieran con el consejo de un profesional.

Es posible que necesitemos un suplemento, pero no cualquiera. Por tanto, es preferible que alguien especializado te diga qué es lo que tú necesitas.

En cualquier caso, desde la SENC insisten en la necesidad de vivir y comer con amor. No hablan de un amor cursi, sino de uno comprometido y serio hacia nosotros y nuestro entorno.

Cuando uno comienza a vivir de este modo, los hábitos cambian a mejor de forma automática.

Querernos y querer a los demás implica ser respetuosos con nuestras necesidades y solidarios con los de las demás. Así, cuidando y cuidándonos, también favorecemos la salud de la Tierra.

Si lo piensas, no suena tan descabellado, ¿no crees?