Gimnasia ganó y ahora se medirá con Quilmes en la próxima ronda

Gentileza Los Andes

El lobo pudo dar vuelta una derrota tranquilo y sin demasiado sobresaltos, le ganó a Unión de Villa Krause, con goles de Navarro, Corvalán y Albornoz, el Mensana se impuso 3-1 en el Parque y festejó. Quilmes, el rival en 32avos.

Gimnasia y Esgrima derrotó 3-1 a Unión de Villa Krause (San Juan) en el estadio Víctor Antonio Legrotaglie en el marco de la fase preliminar de la Copa Argentina, y consiguió su lugar en los 32vos. de final del certamen nacional, ya que en el juego de ida cayó por la mínima.

Matías Navarro, a los 4 minutos de comenzado el juego, adelantó al Lobo y Gerardo Corvalán, a los 2′ de la segunda parte, estiró la ventaja. Albornoz sentenció el asunto y García anotó el gol del honor para un elenco sanjuanino que se fue de Mendoza con las manos más que vacías.

El Lobo comenzó el encuentro con el pie derecho. A los 40 segundos, una corrida de Agudiak obligó a Vargas a cometerle falta. De esa ejecución, además de la roja al defensor, encontró la apertura del marcador cuando el ‘Chimi’ Navarro halló un rebote de Dianda tras el remate de Oga.

De ahí en más, tuvo el campo a su antojo, pero no pudo darle buen destino al balón y casi nunca volvió a inquietar a su rival. Más allá de conseguir igualar la serie, lejos estuvo el Lobo de poder liquidar la historia. Para eso hubo que esperar al complemento.

Porque justamente a la salida de camarines, Corvalán metió un zapatazo tremendo y estiró la diferencia. Fue el principio del fin para los sanjuaninos.  Porque si bien decidieron dar el paso adelante en la búsqueda del boleto a la siguiente fase, lo hicieron sin ideas, ya atrapados en la telaraña local.

Y mientras se debatían en la búsqueda de una acción ofensiva, Gimnasia encontró una diferencia aún mayor con un cabezazo de Albornoz. A esa altura, solo restaba el pitazo inicial. El resto del encuentro estuvo de más, el descuento de García también, y el conjunto del Parque cerró otra noche de fiesta y sonrisas.

Quilmes, de primera división, el próximo rival.