¿Por que está detenida la mamá de Florencia? Enterate las pruebas que cuenta la justicia puntana

Testimonios, audios y mensajes obrantes en poder de la justicia de la provincia de San Luis complicaron la situación de Carina Di Marco, mamá de Florencia y llevaron en la víspera a la jueza de la causa a ordenar su detención.

“Una conjunción de testimonios, audios de WhatsApp, entrecruzamientos de llamados y  mensajes de texto extraídos de los teléfonos de los involucrados en la causa le sirvió a la jueza penal Virginia Palacios para ordenar la detención de Carina Di Marco, la mamá de la nena violada y asesinada la semana pasada.

El expediente tendrá una ramificación inesperada: el fiscal Esteban Roche pidió la intervención de la Justicia Federal porque tanto Di Marco como su pareja Lucas Gómez –procesado y enviado a la cárcel como presunto autor del asesinato- habrían incurrido en una violación a la Ley Nacional de Estupefacientes en Mendoza.

El dato cobra otro sentido si se lo contrapone a las declaraciones de Di Marco a diferentes medios mendocinos. La mujer, cuando el hombre ya había sido enviado al Servicio Penitenciario, dijo que una vez encontró un papel con un polvillo blanco en la billetera de su parea “que le adormeció la lengua”. También recordó el malestar que ella y sus hijos –incluida Florencia- sintieron una vez después de comer una pizza, a la que Gómez le habría puesto algún tipo de droga.

Florencia Di Marco

Fuentes de la investigación revelaron de forma exclusiva a SaLuis24 que el audio que se incorporó al expediente corresponde a un grupo de WhatsApp integrado aparentemente por docentes de la escuela a la que iba Florencia. Una voz femenina señala que la nena había referido que Gómez la manoseaba. El audio llegó a la comisaría de San Martín de forma anónima.

Los policías mendocinos filtraron a la prensa el contenido de ese mensaje, que resultó fundamental para la investigación.

Otro elemento que complica a la mujer es la declaración en sede judicial de docentes de la escuela mendocina a la que asistió Florencia hasta el año pasado, cuando la familia decidió trasladarse a San Luis. Los docentes dijeron que la nena les había contado que Gómez “la acariciaba”.  Los docentes alertaron a Di Marco, pero la mujer le restó importancia, acusó a su hija de “fabuladora” y que era un ardid para no ir a clases.

Así, la posibilidad de que Di Marco no sospechase que su hija era víctima de ataques sexuales por parte de Gómez se debilita.

De los mensajes extraídos del teléfono de Gómez surge una intensa actividad entre el imputado y diferentes destinatarios entre los que se encuentra su mujer el día del asesinato. “Hablan como en una jerga aunque no podemos confirmar todavía que se refieran a estupefacientes”, aclaró un informante. La secuencia de mensajes peritados arranca en enero.

El martes 21 a la medianoche, horas antes de que la estrangulasen, Florencia mantuvo una conversación a través de su cuenta de Facebook con una amiga y la mamá de esa amiga que viven en Mendoza. El contenido generó zozobra tanto en la jueza como en el fiscal: Flor les dijo que estaba contenta por el nacimiento de su hermanito.

Era, a pesar del infierno que se supone que vivía en su casa, una adolescente feliz.

Di Marco será trasladada mañana a las 9 al Juzgado del Crimen 3 para la indagatoria. Karina Mantelli, su abogada defensora, adelantó que le recomendará abstenerse de declarar, aunque señaló que será una decisión que tomará su clienta. ”

(Gentileza San Luis 24)