Tratamientos internos para el acné

¿Sabías que una de las formas más eficaces de acabar con el acné es combatirlo desde dentro a través del consumo de ingredientes naturales que nos ayuden a depurarnos?

Los granitos o espinillas aparecen en la adolescencia por los cambios hormonales, pero en muchos casos se mantienen hasta varios años de la adultez.

Ya que la piel es un reflejo de nuestra salud, deberíamos llevar a cabo ciertos tratamientos internos para el acné.

En este artículo te contamos los más eficaces.

Cuando el acné se mantiene en el tiempo

Pasos para las pieles con acné

Los brotes de acné ocasionales afectan a millones de personas en todo el mundo, sin importar la edad que tengan. Estos episodios crónicos pueden ser leves o graves e incluso dolorosos y, sobre todo, antiestéticos.

Las protuberancias rojizas con puntas amarillas en la cara, la espalda o los brazos no son muy bonitos.

Debemos tratarlos para que desaparezcan lo antes posible sin dejar marcas ni cicatrices.

Si bien existen muchos tratamientos externos para el acné (naturales o no) que quitan los granitos, lo cierto es que para evitar que haya rebrotes deberíamos cuidarnos más por dentro.

En los adultos la mayoría de las veces el acné se produce por una elevada actividad hormonal (por ejemplo, durante el embarazo o el ciclo menstrual en las mujeres), pero también por un exceso de producción sebácea en la piel.

Si a eso le sumamos el estrés, la falta de ejercicio y la comida poco saludable podemos comprender por qué algunas personas que hace tiempo pasaron la pubertad siguen teniendo espinillas.

Remedios internos para el acné

Hidratarnos correctamente (beber dos litros de agua por día y añadir zumos e infusiones naturales a nuestras ingestas), hacer deporte y comer muchas frutas y verduras crudos es fundamental.

Además, podemos mejorar la situación aprovechando las bondades de ciertos ingredientes naturales.

1. Aliño de ajo y aceite de oliva

En vez de usar condimentos industriales repletos de grasas y sal, te recomendamos que para tus ensaladas elijas una combinación de aceite de oliva y ajo más que deliciosa.

La buena noticia es que además de darle un sabor diferente a las comidas nos servirá para mejorar la salud de nuestra piel desde adentro.

Puedes tener preparado el aliño con anticipación y guardarlo en la nevera hasta por 3 semanas.

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva (64 g)

Preparación

  • Pela los dientes de ajo y córtalos por la mitad.
  • Coloca en un frasco de vidrio con tapa hermética.
  • Añade el aceite de oliva. La idea es que cubra por completo los ajos (quizás debas añadir más de 4 cucharadas).
  • Tapa bien y deja que macere 48 horas antes de usarlo para condimentar tus platos.

2. Té verde

te verde pestañas

Sus múltiples beneficios para la salud no pueden pasar desapercibidos.

Por su gran contenido de antioxidantes reduce la inflamación característica del acné al mismo tiempo que limpia el organismo de toxinas y regula los niveles de andrógenos (hormona cuyos altos índices provoca granos en la piel).

  • Bebe hasta tres tazas de esta infusión al día, ya sea preparado con bolsitas o con la hierba seca que se compra en las casas naturistas.

3. Té de bardana

Esta planta tiene muchas propiedades. Entre ellas destacan que es depurativa y diurética.

Los beneficios de consumir té de bardana son innumerables, sobre todo en aquellas personas propensas a los granos, espinillas e impurezas en la dermis.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de raíz de bardana (5 g)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando rompa el hervor, echa la raíz de bardana.
  • Cocina 10 minutos y retira del fuego.
  • Deja reposar 10 minutos, filtra y bebe.
  • Puedes consumir una vez al día, después del almuerzo o la cena (también te ayudará en la digestión).

4. Té de hinojo y zumo de limón

Esta combinación es muy eficaz para tratar el acné desde el interior.

El hinojo tiene propiedades depurativas y, además de masticar sus semillas o añadirlas a las comidas, podemos disfrutar de sus beneficios si lo consumimos en un té.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de semillas de hinojo (10 g)
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Pon el agua en un cazo y calienta.
  • Cuando rompa el hervor, echa las semillas de hinojo y cocina 10 minutos.
  • Retira del fuego y deja reposar 10 minutos.
  • Pasado ese tiempo filtra y añade el jugo de limón.
  • Bébelo lo más caliente posible, antes de dormir.

5. Té de romero

Romero

Es, sin dudas, una de las plantas más recomendadas para aquellas personas que tienen acné, ya que es un potente antibacteriano y un gran antiinflamatorio.

Para la infusión se emplean las hojas y flores de romero.

Ingredientes

  • 1 cucharada de romero seco (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En un cazo coloca el agua y el romero y lleva a ebullición.
  • Cuando hierva, deja que se realice la decocción durante 10 minutos.
  • Retira del fuego y deja reposar 10 minutos.
  • Filtra y consume (si lo deseas, puedes endulzar con una cucharada de miel).
  • Se recomienda tomar hasta 3 tazas al día (mañana, tarde y noche).

6. Infusión de pensamiento

Esta planta tiene efectos más que interesantes en las personas que además de acné tienen la piel grasa.

El pensamiento tiene propiedades depurativas y estimulantes para el hígado, por lo cual permite al organismo eliminar las impurezas y limitar las secreciones sebáceas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de pensamiento (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve el agua y las flores por 10 minutos.
  • Retira y deja reposar otros 10 minutos.
  • Filtra y bebe (si lo deseas, endulzado con miel).