Después de un largo tiempo la Lepra volvió al triunfo

El equipo de Berti llegaba al Gargantini con los ánimos elevados luego de la épica remontada ante Los Andes al lograr empatar la semana pasada luego de ir perdiendo 2 a 0. Enfrente tenía un siempre batallador Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

En el primer tiempo, ninguno de los dos equipos llevaba peligro y no se jugaba bien. Partido aburrido en donde sólo se destacaba la presencia del debutante Lautaro Disanto, un joven de 18 años, proveniente de la Leprita. A pesar de su aparente inexperiencia, fue uno de los jugadores que trajo algo de claridad al elenco de Berti.

Pasó ese soporífero primer tiempo y ya en el segundo, la Lepra comenzó más incisivo con la presencia siempre peligrosa de Tarragona en el área.

En un centro de Cerrutti, conectó Disanto y la pelota die en el travesaño y del rebote, Tarragona concretó el gol haciendo vibrar las gargantas de todo el estadio.

Pero luego el local se metió atrás, dejando que el Lobo jujeño se venga. Pero el norteño tampoco tenía mucho para dar y fueron pocas las oportunidades que provocó cerca del arco de Aracena.

Después de muchos meses de sequía, la Lepra se quedó con los tres puntos y es un triunfo importante, trayendo algo de esperanza para el hincha de Independiente Rivadavia.