En Mendoza las ventas cayeron un 5,1% por el “efecto Chile”

Durante abril las cantidades vendidas por los comercios finalizaron en baja frente a igual mes del año pasado y el declive promedio en 2017 acumula 3,7%. “Las provincias lindantes con Chile y Paraguay otra vez se vieron perjudicadas por las compras en el exterior”, sostuvo el presidente de CAME, Fabián Tarrío.

Por provincias, nuevamente se observaron diferencias importantes. Así por ejemplo mientras en Misiones las cantidades vendidas cayeron 8,3% anual, en Entre Ríos (-5,3%), y en Mendoza (-5,1%), en Buenos Aires la merma fue de 2,9% y en Córdoba de 3,4%.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 3,8% en abril frente a igual mes del 2016. Con ese resultado, las ventas acumulan una baja promedio anual de 3,7% en los primeros cuatro meses del año.

Aunque sobre fin de mes comenzó a notarse algo más de movimiento en el mercado, el consumo de mantuvo tranquilo. Por momentos se notaba más entusiasmo en un público que amagaba con activar su demanda, pero al momento de concretar compras persisten algunas incertidumbres que frenan. Tampoco ayudó el financiamiento, porque si bien hubo más disponibilidad de cuotas sin interés, muchos clientes quedaron con las tarjetas cargadas tras haber realizado operaciones importantes en un pago en febrero y marzo.

A pesar de que muchos comercios volvieron a ofrecer planes de pago, el público cuidó sus gastos y se movió en función de las oportunidades de precios que iba encontrando. Un rubro favorecido en el mes fue “Electrodomésticos y Artículos Electrónicos”, donde si bien las ventas continuaron cayendo, se desaceleró el declive en función de un consumidor que vio rebajas, especialmente en electrónicos, y compró.

Todos los rubros minoristas vieron descender sus ventas. Pero con fuertes disparidades tanto entre provincias como entre comercios de un mismo ramo incluso dentro de la misma ciudad. En general los más favorecidos fueron aquellos negocios que tuvieron margen para bajar importes y captaron con eso ventas.

Como dato positivo, sobre los últimos días del mes los negocios comenzaron a notar un consumidor más activo en sus consultas y decisiones de compras. Aunque por ahora las expectativas de los empresarios se mantienen con calma.