¿Por qué se celebra el Día del Trabajador?

Es el día emblema del movimiento obrero internacional y, a la vez, un día festivo que en la mayoría de los países se considera de reposo o feriado.

El origen del Día Internacional del Trabajo se relaciona con una de las huelgas más masivas de la historia: la de los trabajadores de Chicago, que comenzó el 1 de mayo 1886, y que desencadenó en varios días de revueltas y represión por parte de la policía. Los enfrentamientos dejaron varios muertos y decenas de heridos.

En memoria de las víctimas y como reconocimiento por la validez de las reivindicaciones de los obreros (jornada de 8 horas de trabajo y mejores condiciones laborales), en 1904, la Segunda Internacional comenzó a impulsar al 1 de mayo como Día del Trabajo. Durante la primera mitad del siglo varios países fueron adhiriendo a esta celebración, pero no fue hasta comenzada la segunda mitad del siglo XX cuando se consolidó el Día del Trabajador tal y como lo conocemos actualmente.

Solo en dos países no se festeja el 1 de mayo: Estados Unidos y Canadá. En su lugar, ambos países celebran el “Labor Day” en septiembre.