Señales que demuestran que usted se alimenta mal

Algunos consejos para que su alimentación sea conforme y tenga su bienestar que se merece.

  • Tiene digestiones pesadas: Reduzca el consumo de grasas saturadas, como embutidos, fiambres y frituras, los condimentos y el alcohol que ralentizan la digestión. Coma fruta fuera de las comidas, para potenciar la movilidad del estómago y el intestino, e incorpore más verduras de hoja verde.
  • Tiene gases: Masticar mal, tomar bebidas con gas y llevar una dieta desequilibrada en grasas y proteínas pueden producir gases. Para solucionarlo, intente comer despacio y masticar cada bocado al menos 20 veces. Evite las verduras coles, los puerros y las legumbres porque favorecen las flatulencias.
  • Se le hinchan los tobillos: Puede deberse a problemas circulatorios o a retención de líquidos. Haga cenas diuréticas cada día, por ejemplo una ensalada de apio y espárragos o una macedonia de pera y piña.
  • Sufre estreñimiento: Consumir poca fibra, masticar rápido, comer fuera de hora y el estrés son los responsables de la mayoría de los problemas de tránsito lento. Puede liberarse de ellos consumiendo diariamente un plato de verdura cruda y al menos tres frutas enteras con piel. También ayuda incorporar en el desayuno cereales integrales.
  • Padece dolores de cabeza frecuente: No abuse del chocolate, los embutidos, el café, el vino y las carnes en conserva.
  • Su pelo y sus uñas están débiles: Las frutas y verduras, que son ricas minerales y vitaminas A, C y E, ayudan a que el pelo y de las uñas tengan un buen aspecto. Aumente el consumo de estos alimentos e incorpore otros como la leche de almendras, los frutos secos, la avena, el té verde y la levadura de cerveza (se puede agregar al yogur, por ejemplo).
  • Sufre calambres permanentemente: Si bien no se sabe con certeza cuál es su origen, la alimentación tiene mucho que ver. Mantenga una dieta rica en minerales, además de tomar, al menos, dos litros de líquidos diarios.