Continúan las obras en Maipú

La comuna maipucina lleva a delante una serie de obras que proyectan brindar mejor circulación vehicular y peatonal con presupuesto meramente municipal.

La remodelación de la calle Pablo Pescara revolucionó la circulación en el centro maipucino como sucede en cada localidad donde la comuna lleva a cabo obras de infraestructura vial que apuestan a una departamento con constantes mejores servicios para sus vecinos. Asimismo, la obra sigue un plan determinado, la cual estipula que en octubre podría estar concluida, ofreciendo un acceso peatonal renovado que cambiará definitivamente el paseo más visitado por los maipucinos.

Esta fue parte de una planificación estratégica que se convalida con los ejes fundamentales de la gestión del intendente Alejandro Bermejo, quien tomó compromisos con los vecinos y respondió a las necesidades concretas en materia de saneamiento vial destinando una fuerte inversión a pavimentación, repavimentación, ciclovías, rotondas y demás obras que logran una mejor circulación vial y peatonal. En este marco, a través de un compromiso concreto de Bermejo con los vecinos de Colonia Bombal a principio del año quedó recientemente inaugurada repavimentación de las calles  San José y Del Bosque, ambas entre Pescara y Roma, 33 mil metros cuadrados entre las dos, las cuales significaron una inversión total de $5.360.000. La remodelación incluyó también el asfalto en otras arterias cercanas que dificultaban el acceso de los niños a la escuela en épocas pluviales como son Calle San Martín entre Don Bosco y San  José y Calle Irigoyen  entre Pescara y San Martín, en las cuales se destinó una inversión de 15 millones en 37 mil metros cuadrados de pavimento. En esta zona de características rurales, muchos vecinos utilizan la bicicleta como medio de transporte razón por la cual se sumó el desarrollo de la ciclovia de calle Roma entre Isidro Maza y Boseo donde se colocaron 2.000 tachas en una longuitud de 3.300 metros. Debido a un ordenamiento de la circulación rural y favoreciendo el turismo otras zonas también demandaron ciclovias como es calle Maza entre Azcuénaga y Videla Aranda donde se realizó ensanche de pavimento, se construyeron cordones y banquinas y se colocaron tachas para habilitar el espacio exclusivo para peatones y bicicletas.

El secretario de Obras y Servicios Público de la comuna, Eduardo Mezzabotta destacó la premisa establecida por el intendente de mantener en óptimas condiciones los accesos, razón por lo cual la calle Tropero Sosa, una de las vías más transitadas de Maipú formó parte de esta planificación sobre la que se llevó a cabo tareas de ensanche, repavimentación, revestimiento de cunetas, banquina y cordón generando una mejor accesibilidad con una inversión de $ 5 millones. Del mismo modo, Bruno Morón que conecta Coquimbito con General Gutiérrez tuvo varias intervenciones, específicamente entre Miguel Cané y Urquiza se realizaron 23.500mª de repavimentación, además de cordón, banquina y empedrado lo que significó al presupuesto municipal otros 5 millones.

También formaron parte de este plan denominado “Maipú en Obras” los trabajos realizados en calles San Zenón, San Gabriel, Videla  Aranda que conforman el circuito de ómnibus en  el barrio Recoaro significó 20.800mª de asfalto con una inversión $ 5 millones. Mientras que en Cruz de Piedra logró una óptima circulación ordenando el tránsito vehicular la nueva rotonda entre calles Laprida y Videla Aranda donde se realizó 3000mª de asfalto, cordón y demás terminaciones. Además, la Calle El Bajo en Fray Luis Beltrán recibió la intervención de pavimento, banquina y cordón, mientras que Videla Aranda, una de las vías más turísticas de Chachingo fue repavimentada favoreciendo no solo a los visitantes de la zona sino también a los vecinos que demandaban esta necesidad sobre una calle de jurisdicción provincial.