El gabinete y los asesores de Trump defienden la salida del Acuerdo de París

“Lo que el mundo presenció ayer fue a un presidente estadounidense que pone en primer lugar a Estados Unidos”, resumió el vicepresidente Pence.

El vicepresidente Mike Pence y asesores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendieron hoy en varias entrevistas televisivas la polémica decisión del mandatario de retirar al país del Acuerdo de París contra el cambio climático, en medio de fuertes críticas internacionales.

Trump no hizo declaraciones ni publicó nada en Twitter al respecto, pero sí ha retuiteado desde su cuenta personal comentarios y enlaces a noticias que apoyan su decisión, anunciada ayer con un discurso desde la Casa Blanca.

“Lo que el mundo presenció ayer fue a un presidente estadounidense que pone en primer lugar a Estados Unidos”, resumió hoy Pence en una entrevista con la cadena conservadora Fox.

Según Pence, que rechazó que Estados Unidos vaya a perder su posición de liderazgo global por la decisión de Trump, continuar en el Acuerdo de París supondría “una carga extraordinaria para la economía estadounidense”.

Ese mismo argumento usó Trump al denunciar este jueves que el pacto contra el calentamiento global firmado a finales de 2015 por casi 200 países pone en “permanente desventaja” a la economía y los trabajadores estadounidenses.

Mientras, la consejera presidencial Kellyanne Conway sostuvo en una entrevista con la cadena ABC que la principal responsabilidad de Trump son “los estadounidenses, sus intereses, sus trabajos y el crecimiento económico aquí”, informó la agencia de noticias EFE.

Conway se negó a responder a una pregunta sobre si Trump cree que el cambio climático es “un engaño”.

“El presidente cree en un medioambiente limpio, aire limpio (y) agua limpia”, contestó Conway.
En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, estará hoy acompañado por el jefe de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, en inglés) estadounidense, Scott Pruitt, conocido por su escepticismo sobre el cambio climático y uno de los impulsores de la decisión de Trump.