Luego de la nevada: así estará el inicio de semana

Con un domingo blanco, por la hermosa nevada que azotó en el llano mendocino confirmaron que no nevará pero el frío seguirá presente.

La Ciudad de Mendoza y otras zonas llanas de la provincia se cubrieron de nieve en las últimas horas, luego de casi cuatro años sin que se presentara una nevada, algo poco usual en la región.

Contingencias Climáticas pronosticó que este lunes continuará el frío, pero ya no nevará. Así, el inicio de semana se presentará con poca nubosidad y frío con heladas. Poco nuboso en cordillera. La máxima pronosticada es de 10ºC y la mínima de -3ºC.

El martes el teimpo continuará con con nubosidad y heladas. Los mendocinos tendrán que enfrentarse a los -2ºC que se esperan como mínima. Mientras que la máxima no superará los 12ºC.

El miércoles la jornada estará más agradable con ascenso de la temperatura. Se espera una máxima de 18ºC y una mónima de 0ºC.

Domingo frío

Según explicaron desde el SMN, este domingo se alcanzó “el pico de frío”, pero durante la semana irá subiendo lentamente la temperatura en la zona cordillerana, el oeste de la Patagonia y en el área metropitana hasta llegar a temperaturas “primaverales” de casi 20 grados para el domingo próximo.

El 65 por ciento de las 104 ciudades monitoreadas por el SMN amanecieron hoy con una sensación térmica inferior a los 0 grados y en el 55 por ciento de las estaciones meteorológicas se registraron temperaturas inferiores a los 4 grados, San Carlos de Bariloche fue la ciudad más afectada luego de superar el “récord absoluto” de frío registrado por el SMN, con -25.4 grados centígrados a las 4.22 de este domingo.

En Mendoza, los pasos Cristo Redentor y Pehuenche, que comunican a la provincia con Chile, permanecieron cerrados luego de las nevadas registradas en la cordillera de Los Andes. Mientras que el aeropuerto “Francisco Gabrielli” de la capital mendocina operó con demoras.

También hubo lluvias que se mantuvieron durante la madrugada y provocaron que el Gran Mendoza amaneciera bajo un manto blanco, situación que no se vivía desde julio de 2013, cuando fue la última nevada grande registrada en la ciudad y alrededores.

 

Fuente El Sol