Mañana se define la expulsión de De Vido

El oficialismo consiguió el dictamen para que mañana en sesión especial se defina el futuro del ex funcionario Kirchnerista. El bloque liderado por Sergio Massa presentará un dictamen propio. Será clave el número de diputados que asistan mañana al recinto.

En la segunda semana de debate en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados sobre la expulsión de Julio De Vido del cuerpo legislativo, el oficialismo consiguió el dictamen para tratar mañana el tema en una sesión especial, pero sin apoyo del massismoque presentó su propio dictamen, en el que además de la remoción del ex Ministro de Planificación durante el kirchnerismo, los representantes del Frente Renovador buscan que se desafore a los legisladores de ese bloque.

El debate de la Comisión presidida por Pablo Tonelli comenzó cerca de las 12:30, y menos de una hora después, el oficialismo fue sorprendido por el Frente Renovador cuando la presidente del bloque Graciela Camaño adelantó que su espacio iba a presentar un dictamen propio para impulsar la expulsión de De VidoEsa movida del FR fue inesperada para Cambiemos, ya que la semana pasada el oficialismo y el massismo habían acordado apoyar el mismo dictamen para darle fuerza a la iniciativa.

A partir de su propuesta, el massismo no solo busca expulsar a De Vido de la Cámara de Diputados, sino que todos los miembros del bloque del FR dejen de gozar de fueros parlamentarios, tal como vienen proponiendo los referentes de ese espacio en las últimas semanas. Durante el debate, Camaño argumentó en favor de la remoción de De Vido, ya que “un juez y un diputado adujeron que los fueros son un impedimento para la investigación”. Además, dijo que “no nos queremos hacer los distraídos, en nuestro dictamen decidimos la exclusión del diputado De Vido, (pero) también vamos a aprobar los pedidos de desafuero que hemos realizado como bloque o como fuerza política”.

Además de los dictámenes del oficialismo y del massismo, tanto el Frente para la Victoria como el Movimiento Evita emitieron sus iniciativas en rechazo a la expulsión de De Vido.

Pero la expulsión de De Vido no será tan sencilla para Cambiemos, ya que si bien hoy consiguió 17 firmas para hacer avanzar su propio dictamen con apoyo del Bloque Justicialista (será debatido mañana en el recinto a partir de las 12 del mediodía), algunos de los integrantes del espacio que conduce Diego Bossio se alinearon con los gobernadores peronistas que buscan que no se impulse la expulsión de De Vido.

Por su parte, como ya habían anticipado en los debates y en declaraciones públicas, tanto los legisladores del Frente para la Victoria como los del Movimiento Evita, el Frente de Izquierda, y el Frente Cívico por Santiago, que responde al senador Gerardo Zamora, y el Frente por la Concordia Misionero, adelantaron que si avanza la iniciativa del oficialismo o la del massismo, votarán en contra de la expulsión del ex Ministro.

En el marco de la reunión que se realiza en el edificio anexo de la Cámara baja, las diputadas de Cambiemos Silvia Lospenatto y Karina Banfi subrayaron que la medida que impulsan “es constitucional” y que en la sesión de este miércoles “el que se abstiene, vota a favor de De Vido”. “No les vamos a autorizar las abstenciones, porque se vota por sí o por no. El que se abstiene, vota a favor de De Vido”, sentenció Banfi y agregó: “Llamo a la reflexión a los compañeros de la Izquierda. Es muy importante que tengan en cuenta que una abstención es ser cómplice del diputado De Vido”.

Por su parte, los diputados del Frente de Izquierda argumentaron que la iniciativa es una “maniobra antidemocrática” y que el Gobierno “mantiene el régimen de la patria contratista y mantiene las mismas licitaciones que el Gobierno anterior”.

Interrumpido fuera de micrófono por la oficialista Elisa Carrió, el referente de la Izquierda Pablo López la cruzó: “Si quiere hablar, tendría que decir quiénes son los funcionarios que encubren a De Vido, según dijo ella hace apenas dos meses”. Tras esa crítica a Cambiemos, López le apuntó al massismo y al sector de Bossio, por haber pertenecido a la administración kirchnerista.

El presidente del interbloque Cambiemos de Diputados, Mario Negri, admitió que el oficialismo no tiene los votos necesarios para concretar la expulsión de De Vido, aunque consideró que el final está abierto y se debe esperar a la definición en el recinto. “Si están los 257 diputados sentados, no alcanzan. Hacen falta 172 que voten afirmativamente”, explicó el radical cordobés respecto a la posibilidad de que la sesión especial del miércoles se desarrolle con asistencia perfecta.

Al respecto, aclaró que el desenlace se conocerá en el recinto, ya que los votos necesarios para echar a De Vido fluctúan de acuerdo a la cantidad de legisladores que se sienten en sus bancas.

Para aprobar la expulsión se requieren dos tercios de los presentes, es decir, que el número final necesario dependerá de cuántos diputados concurran a la sesión: si los 257 legisladores se presentan, el número que Cambiemos debe juntar es de 172 -algo que no posee-, aunque la exigencia baja si hay ausentes. “Recién se va a saber el día del recinto porque como es una mayoría agravada de dos tercios de los presentes, juegan las presencias”, señaló Negri en declaraciones a radio Continental.