Según la prensa, Trump dejó de armar a los rebeldes sirios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso fin al programa secreto de la CIA que entrenaba y armaba a milicias rebeldes sirios en su guerra para derrocar al gobierno de Bashar al Assad, informó hoy The Washington Post, un punto final para la iniciativa símbolo del fracaso de la política estadounidense en Siria.

Mientras tanto, en el terreno, el Ejército sirio recuperó hoy el control de varios pozos de petróleo y de un campo de gas de manos del grupo extremista Estado Islámico (EI) en el sur de la provincia nororiental de Al Raqa, una región donde esa milicia está perdiendo posiciones frente al avance de la coalición armada liderada por combatientes kurdos-sirios y apoyada, desde el aire, por Estados Unidos.

El programa de la CIA que fue cerrado por Trump había sido creado por el gobierno del ex presidente Barack Obama, como eje de su política de presión para destituir al presidente sirio. Además de críticas ideológicas desde sectores no intervencionistas, el programa había sido fuertemente cuestionado por su efectividad, en especial tras la entrada de Rusia en la guerra siria en 2015.

Jefes de la CIA y militares tuvieron que reconocer en audiencias en el Congreso estadounidense que el programa había fracasado rotundamente y que sólo un puñado de los combatientes que habían sido armados y entrenados por ellos aún peleaba dentro de Siria.