Avanza a paso firme la nueva escuela Olazábal, de Luján de Cuyo

La obra ya tiene un 40% de progreso. Se trata de 900 metros cuadrados de edificio nuevo y la refuncionalización de otros 600 m2 existentes. Infraestructura Social Básica tiene previsto concluirla antes del inicio del ciclo lectivo de 2018. Habrá una inversión total de más de $20 millones.

De no mediar contratiempos en el camino, la nueva escuela Laureana Ferrari de Olazábal, de Luján de Cuyo, estará terminada para el inicio del ciclo lectivo 2018. En la actualidad, la obra se encuentra con un 40% de avance, por encima de lo que exigen los pliegos.
Por estos días, la firma contratista está interviniendo la cubierta de techo, contrapisos y la instalación eléctrica, trabajos que se suman a los ya terminados: mampostería y revoques internos y externos.
Una vez finalizada, la nueva Olazábal contará con 900 metros cuadrados de edificio nuevo y otros 600 metros cuadrados de refuncionalización del inmueble existente.
Es por esta razón que la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica continúa sin pausa con la ejecución de la obra en el emblemático inmueble lujanino que fue seriamente afectado por un sismo en 2015.
Los trabajos, que tendrán una inversión total superior a $20 millones, están a cargo de la UTE Iron SA – Calzetta SA, y son íntegramente financiados con fondos provenientes del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.
El objetivo de Infraestructura es concretar los trabajos de cara al inicio del ciclo lectivo de 2018, y dejar así solucionados definitivamente los inconvenientes estructurales que sufrió el inmueble educativo lujanino a raíz del fuerte movimiento telúrico ocurrido en la provincia hace dos años.
“El avance de la obra nos hace pensar que vamos a terminarla en tiempo y forma, sin inconvenientes. Nuestro objetivo es concluirla para el inicio del ciclo lectivo de 2018”, indicó el director de Ampliación y Construcción de escuelas, Marcelo Orrico.
El plazo de ejecución en el establecimiento de nivel secundario, ubicado en el radio céntrico del departamento, es de 450 días corridos. Sin embargo, la intención de la firma constructora es concluirlos antes. A tal punto, que en la actualidad la ejecución se sigue ubicando un 10% por encima de la curva que estipulan los pliegos.
Además de la cubierta de techo, contrapisos, revoques e instalación eléctrica, entre las tareas que ya se han ejecutado en el emblemático edificio educativo figuran la demolición total de la vieja escuela Antonio Zinni, predio donde se están construyendo las nuevas instalaciones.
La comunidad educativa de la escuela Olazábal (proveniente de Luján de Cuyo y zonas aledañas) se ha mostrado muy conforme con el avance de la obra y confía en que su futura concreción deje definitivamente solucionados los inconvenientes edilicios que tuvo hasta la actualidad.