Esto es lo que sucede cuando tu cuerpo deja de comer sal

En muchos países del mundo, se está impulsando una interesante medida para reducir el consumo de sal en las comidas.
En algunos lugares, por ejemplo, es obligatorio quitar los saleros de la vista en los restaurantes para evitar que las personas consuman sal en grandes cantidades.

Cabe aclarar que ningún exceso es bueno, pero no es necesario reducir a cero la sal de nuestra dieta (salvo bajo órdenes médicas). Sin embargo, si se consume con moderación y en cantidades correctas, nuestro cuerpo comenzará sentir cambios positivos como los que vas a leer a continuación

Tu cuerpo se deshinchará Cuando tenemos exceso de sodio en el cuerpo se favorece a la retención de líquidos y, por consiguiente, a la hinchazón. Es por eso que cuando tu organismo deja de recibir dosis tan altas de sodio comienza a expulsar agua y te sentís mucho más liviano.

Reducirás el riesgo de ciertas enfermedades Consumir mucha sal puede ocasionar enfermedades que van desde la osteoporosis hasta la hipertensión, debido al exceso de sodio. Si dejamos de consumir este condimento, nuestro cuerpo puede normalizar el nivel del agua y el flujo en la sangre, además de retener calcio. Esto favorece a la prevención de muchos males en el organismo.

Perderás peso Dejar de salar las comidas es un cambio que puede ser muy positivo en tu dieta, que no solo te ayudará a deshincharte, sino que además te permitirá mantener un peso saludable.

Experimentarás otros sabores ¿Alguna vez pensaste en todos los sabores que te estás perdiendo por ponerle demasiada sal a las comidas? Si dejás de hacerlo, descubrirás que había otros gustos no tan potentes pero igualmente deliciosos que no conocías. Una vez que pruebes tantos sabores, ¡ya no tendrás ganas de volver a agregar sal todo el tiempo!

Evitarás la deshidratación El exceso de sodio puede provocar que nuestro cuerpo se deshidrate, lo que acarrea otro tipo de complicaciones para la salud. Si dejás de consumir sal podrás evitar este peligro.

No podemos negar que la sal le da un toque especial a nuestras preparaciones, pero su exceso no es muy saludable para nuestro cuerpo. Si intentás evitarla no solo te sentirás mejor, sino que además conocerás un nuevo mundo de sabores en tus comidas. ¿Te animás a probarlo?.

 

Fuente Vida Sana