¿Cómo tonificar el cuerpo con sólo cinco ejercicios?

La clave para moldear la silueta reside en trabajar íntegramente grandes grupos musculares con ejercicios poliarticulares
En muchas ocasiones uno de los reparos frecuentes para no seguir y mantener una rutina física y saludable es la falta de disponibilidad horaria durante el día. Sucede que cuando el tiempo apremia, la jornada se trata de hacer más eficiente dejando de lado ciertas actividades. Y en ese caso, una de las primeras a descartar es prescindir del período reservado para ejercitarse, en el gimnasio o en el hogar.

Al mismo tiempo, están quienes pese a la escasez de tiempo deciden no alterar rutina. Se hacen un “hueco” para ir a entrenar. Sin embargo, por lo apresurado, por el deseo de cumplir la clase rápidamente, incurren en el error de no completar la clase o saltearse algunos ejercicios, sin focalizar el esfuerzo en determinada zona tal como se requiere.

En cualquier caso, las opciones potables y más indicadas son las sesiones exprés, que prometen sacarle fruto a cada minuto, no dejando de trabajar de la manera adecuada. Variantes que están pensadas desde su origen para contemplar la recurrente falta de disponibilidad.

La clave son los ejercicios poliarticulares que involucren grandes grupos musculares. A continuación le planficamos una rutina ideal para tonificar el cuerpo con solo cinco ejercicios de fuerza.

1. Sentadilla con barra libre: Es un ejercicio fundamental para las piernas, ya que no solo trabajan cuádriceps y glúteos, sino que también participan aductores, isquiotibiales y gemelos.

2. Peso muerto: con la columna erguida y las rodillas semiflexionadas se focaliza el trabajo en los isquiotibiales y glúteos. También, la espalda baja.

3. Press de hombro parado con barra: cumpliendo la técnica estricta para no forzar la cintura, se trabaja las tres porciones del deltoides y participan los triceps.

4. Press pecho plano con barra: es la opción por excelencia para comenzar a tonificar el pectoral. “Al momento de realizarlo, es importante bajar hasta tocar el pecho”, señaló.

5. Dominadas: abiertas, llevando el mentón a la barra es el ejercicio principal para el desarrollo de los dorsales debido a que se involucran todos los músculos de la espalda.

No es necesario entrenar los grupos musculares pequeños -como los biceps o triceps- porque estos participan tanto cuando trabajamos espalda como cuando trabajamos pecho y hombro de forma accesoria